La artritis de Raoul Dufy y las sales de oro (Primera parte)

 Parece que grandes artistas clásicos como el escultor y pintor Miguel Ángel (1475-1564), el pintor Sandro Botticelli (1445-1510) o el pintor barroco Pedro Pablo Rubens (1577-1640) sufrieron artritis, hecho que condicionó sus vidas y sus creaciones artísticas. En la edad contemporánea, se sabe que también padecieron esta enfermedad, artistas como el pintor impresionista Auguste Renoir (1841-1919), o el expresionista Alexis Jawlensky (1864-1941), que recurrió a un tratamiento antroposófico en Alemania.

  

En Cataluña, la sufrieron personalidades como el arquitecto Antoni Gaudí i Cornet (1852-1926), que sufrió una forma de artritis desde la infancia, o artista Manolo Hugue (1872-1945), que tuvo que abandonar la escultura y dedicarse a la pintura.

  

La artritis

  

La enfermedad artrítica se caracteriza por la inflamación dolorosa y la rigidez de las articulaciones, producidas por la degradación de su tejido cartilaginoso. Su tratamiento a principios del siglo XX era escaso, y se basaba en el empleo de salicilatos y antipirina.

  

La antipirina fue, quizás, el primer medicamento sintético empleado para la artritis, que desde 1885 había probado su acción analgésica. Más tarde, sería reemplazada por la Aspirina, que se comercializó a partir de 1897, por su toxicidad.

  

A los pacientes con recursos se les recomendaba ir a vivir a regiones soleadas y abandonar los climas húmedos y fríos. También, algunas medidas paliativas de balneoterapia y reposo, ya que se sabía que la aplicación de calor o frió podía atenuar el dolor y la rigidez de las articulaciones. Así pues, se solían preescribir largas estancias en balnearios.

  

 

El caso del artista Raoul Dufy (1877-1953) es importante para la historia del medicamento, ya que, imposibilitado por la artritis, recurrió desesperadamente a los tratamientos más innovadores de la época.

  

Este hecho, nos permite tener la ocasión de presentar algunos medicamentos de la colección Serra Mandri que se emplearon para la artritis a finales del siglo XIX, y que posiblemente formaron parte del tratamiento del artista, así como para divulgar algunos tratamientos poco conocidos u obsoletos de la historia de la medicina y la farmacia a los que se le sometió.

  

 

El caso de Raoul Dufy

  

Raoul Dufy practicó diversas disciplinas artísticas, pero sobresalió en la pintura con sus extraordinarias acuarelas. Supo sintetizar las diversas corrientes artísticas de su tiempo, que le influyeron en su estilo personal.

  

En su creación pictórica, al contrario que el pintor Gauguin, disociaba el color de la línea, hecho que le impulsó a practicar la acuarela a partir de 1930. Según su propia teoría, los colores no pertenecen propiamente a los objetos, y tienen vida propia, desbordando el corsé del dibujo.

  

 

A partir de 1935, la vida de Dufy transcurrió muy condicionada por la artritis, ya que ese mismo año empezó a sufrir dolores articulares en los dedos, tanto de día como de noche, que progresivamente se hicieron agudos y anquilosantes, hasta llegar a la deformación de los huesos de la mano. Por este motivo, Dufy aprendió a pintar indistintamente con las dos manos, y se dedicó a la acuarela, ya que requería de un menor esfuerzo físico.

  

A los tres años de sufrir la enfermedad, la artritis avanzó por todo su cuerpo, produciéndole una grave invalidez. Consultó a diversos médicos, que le recomendaron un clima cálido, motivo por el cual se fue a Niza y, poco después, en 1940, a una pequeña ciudad catalano-francesa del Vallespir llamada Ceret, muy cerca de la frontera con España.

  

 

Ceret se fué convirtiendo, a partir de 1910, en lugar de residencia habitual o esporádica de muchos  pintores, escultores e intelectuales, que tras los grises inviernos de Paris o de de Barcelona buscaban el color, la luz y la atmosfera especialmente nítida de la región, como Pablo Picasso, Georges Braque, Marc Chagal, Chaim Soutine, Auguste Herbin, Marquet, Picabia, Juan Gris, Joaquim Sunyer, Ramón Pichot, Apeles Fenosa, Gargallo,  Jean Cocteau, Pinchus Kremegne , Andre Masson, el poeta Max Jacob, y Salvador Dali , que lo tenía muy cerca, entre otros. El compositor Deodat de Severac, tambien vivió y murió en Ceret, donde tambien viajaba, el pianista mas famoso de su tiempo Ricard Viñes, visitante habitual de la región.

 

Otros dos factores pudieron influenciar puntualmente, en el atractivo de esta región para los artistas, la proximidad de Aristides Maillol (1), el genial escultor que vivía en la cercana Banyuls, muy respetado en los circulos artististicos, y la actividad de algunos grandes artistas y coleccionistas locales muy relacionados con los circulos parisinos. Toda la obra de Gauguin , había pasado por la región, pues su contacto en Francia , Daniel de Monfreid , y su mayor coleccionista, Gustave Fayet, que llegó a tener mas de 100 cuadros de Gauguin, ambos eran de la región.

 

 El museo de arte moderno de Ceret, posee importantes donaciones de diversos pintores que residieron allí.. 

 

( 1) Aristides Maillol, murio en septiembre 1944 , de las secuelas de un grave accidente automovilistico ,en Prades , cerca de Vernet les Bains, cuando venía de visitar a Raoul Dufy.

 

 

        

 

El Dr. Nicolau y las sales de oro

  

Al llegar a Ceret, a mediados de 1940, se puso en contacto con el Dr Pierre Nicolau, que tenía una clínica en Perpignan, la Clinique des Platanes. El Dr Nicolau lo albergó en su clínica y despues, cuando mejoró, en su propia casa de Perpignan. También puso a su disposición su torre de veraneo, en la parte alta de la población balnearia de Vernet les Bains, al pie del emblemático Canigó, donde Dufy pasaría durante varios años temporadas de reposo.

  

 

Los hermanos Lumiere, además de ser los famosos pioneros del cinematógrafo, tenían un laboratorio farmacéutico en la ciudad de Lyon, e investigaban en diversos ámbitos de la ciencia. De hecho, Auguste Lumiere realizó importantes descubrimientos en medicina. 

 

  

El Dr. Nicolau, asesorado por el Dr. Puig, que había conocido en Lyon la técnica de empleo del producto, comenzó a tratar a Dufy con sales de oro asociadas con azufre. Las más conocidas de Francia fueron Myochrysine y Allochrysine, de los Laboratorios Lumiere.

  

En 1890, Robert Koch anunció que las sales de oro podían ser útiles en el tratamiento de la tuberculosis, y esto despertó el interés de los médicos europeos. Por eso, surgieron diversos medicamentos que incorporaban las sales, en forma oral, inyectable e incluso gargarismos.

  

 

La divulgación de las sales de oro para la artritis llegó a partir de los años 30 de la mano del Dr. Jacques Forestier (1890-1978), un médico francés, experto en balneoterapia y director del balneario Aix les Bains.

  

Forestier comenzó a recomendarlas y fijó unas pautas de tratamiento. Así, las sales de oro se divulgaron por todo el mundo, y se prepararon en diversos laboratorios.

  

 

 

 

 

 

 

 

En España las sales de oro (crisoterapia) se comercializaron en forma oral como Lopion ® Meister Lucius, de origen alemán. En inyectables acuosos, como los preparados Lumiere, Saldor ® de Laboratorio Herrera de Madrid, Orosanil ® de Laboratorios Abelló o Crisalbine ® de Specia

  

  

En inyectables oleosos, considerados más tóxicos pero eficaces en algunos casos, como Aurosal – O del Laboratorio Elpas, Auro Lecit de Barcelona, similar al Solganal – O de Laboratorios Schering de Berlín; y hasta colutorios como Piorri Brisol

  

 

En cuanto a Dufy, las sales de oro tuvieron un resultado inmediato en su artritis, y mejoró de forma espectacular hasta el año 1944. El tratamiento, que era un tanto delicado, parece que lo toleró muy bien. Despues de una recaida, a mediados de 1944, se le aplicaron otras tandas de inyecciones y la artritis volvió a mejorar.

  

Desesperado por la enfermedad y sus altibajos, Dufy hacía curas en Vernet les Bains y en otros balnearios del sur de Francia, llegando a pasar una temporada en Caldas de Montbui, en España, donde coincidió con el artista Manolo Hugue.

  

El tratamiento fue perdiendo efecto, y a partir de 1945 los médicos empezaron a ser reacios a aumentar las dosis de sales de oro por temor a su efecto tóxico. De hecho, em tratamiento con sales de oro no tenía una pauta clara de empleo, sino que se aplicaba tanteando los resultados del paciente en relación con las dosis inyectadas que se medían en gramos totales de oro inyectados.

 

 

Agradecemos a la web amiga PHARMAKOTEKA la foto del producto AURO LECIT.

 

 

 

 

Català: 

Història de la farmàcia. Història del disseny gràfic. Història de la publicitat. Història del medicament. Història de la medicina. Medicaments vintage.

 

Presentem un article sobre l'artritis i el seu tractament amb sals d'or, posant emfasi en el cas particular de l'artista Raoul Dufy. 

 

English:

History of the pharmacy. History of graphic design. History of advertising. History of medicaments. History of medicine. Vintage medicines.

 

We present an article of arthritis and its treatment with gold salts, with emphasis on the particular case of the artist Raoul Dufy.

 

Français:

Histoire de la pharmacie. Histoire du graphisme. Histoire de la publicitee. Histoire des medicaments. Histoire de la medicine. Medicaments vintage.

 

Nous présentons un article sur l'arthrite et son traitement par les sels d'or, soulignant le cas particulier de l'artiste Raoul Dufy.

 

 

 

© 2019 Farmacia Serra Mandri. Todos los derechos están reservados. Protegido por los derechos de autor de España y tratados internacionales.

 

 Arte farmacéutico es un trabajo de www.farmaciaserra.com, la farmacia especializada en homeopatía, fitoterapia, aromaterapia, complementos nutricionales, flores de Bach y otras disciplinas dentro de las terapias complementarias.

 

 

 

Compartir: