Cómo prevenir resfriados en niños

A poco de haber empezado el cole, seguramente ya te estarás preguntando cómo prevenir resfriados en niños y es que ya empieza a verse a los peques de la casa resfriados con sus estornudos, dolor de garganta, mocos e incluso fiebre. Y es que parece ser que cada año la historia se repite. Una infinidad de virus se presentan en las aulas para acompañar a tu hijo o hija y hacerte correr para buscar solución. 

 

Son muchas las personas que quieren saber una manera efectiva de prevenir resfriados en niños porque lo cierto es que actualmente no hay ningún medicamento que pueda curarlo. Sí podrás encontrar bastantes para tratar los síntomas pero atención porque la Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration) no recomienda que se administren a menores de 4 años. También es el caso de los productos fitoterapéuticos que a pesar de ser naturales y una buena opción para los adultos, se debe ser prudente cuando se refiere a niños y niñas. En todo caso, si dudas lo mejor es acudir a tu pediatra o farmacéutico.

 

A estas alturas te estás preguntando ¿y entonces qué hago? ¿cómo puedo prevenir el resfriado en mi niño? Pues tienes pequeños trucos que pueden ayudarte a ti y a tu peque a sobrellevar los 5 -7 días que puede llegar a durar el resfriado.

 

Procura tener un buen caldo de pollo

Una buena manera de prevenir el resfriado en niños es darles un buen caldo de pollo. Puedes añadirle cebolla y ajo para potenciar sus beneficios. Este caldo es una buena fuente de cisteína, aminoácido que ayuda al sistema inmunitario. Además, mejora la eliminación de moco por vías altas (nariz y cuello) y participa de las funciones de desintoxicación propias del organismo. 

 

Un buen caldo es un excelente aporte de minerales y fuente de hidratación. Ten en cuenta que cuando se da fiebre puede darse bastante sudoración, propiciando la pérdida de minerales y agua. Además, es fácil de tragar y da una agradable sensación de confort.

 

 

Intenta que le dé el sol 15 minutos al día

Es importante que los pequeñuelos jueguen y estén un rato al aire libre, ya que el cuerpo con la luz del sol sintetiza vitamina D. Investigaciones sugieren que tener adecuados niveles de vitamina D previene de infecciones por vías altas. 

 

Puedes también encontrar vitamina D en pescados grasos como el salmón, productos lácteos enteros o fortificados, huevos y setas.

 

nina-jugando-prevenir-resfriado

  

Prueba a añadir un poco de polen a la crema de verdura

Otra manera de prevenir resfriados en niños es con el polen que es una gran fuente de minerales y proteínas. Es un fantástico revitalizante si ves que tu hijo o hija se ha quedado sin apenas energía.

  

Usa un macerado de cebolla y miel para suavizarle la garganta

Ten en cuenta que siempre que el peque sea mayor de 1 año, podrás ofrecerle miel. Antes no, por el posible riesgo al Clostridium botulinum.

 

El macerado de cebolla con miel es un antiguo remedio de la abuela. Si bien es cierto que no cura el resfriado, al menos suaviza las molestias de la garganta irritada.

 

¿Cómo debes hacerlo? Muy fácil. Corta media cebolla en trocitos muy finitos. Colócalos en un bote de vidrio y cúbrelos de miel. En unas pocas horas verás que se forma un líquido que podrás administrar a cucharaditas. Personalmente, añado unas gotitas de limón o algo de tomillo para darle un toque de sabor.

 

Prepara un menú equilibrado

No hay nada como una dieta equilibrada para prevenir los resfriados en los niños. Lo mismo te puede parecer un tópico, pero es muy cierto. Una dieta equilibrada va a ofrecerte todas las vitaminas y minerales necesarias para el buen crecimiento y fortalecimiento de tu familia. Se ha hablado mucho sobre la vitamina C y el zinc en los resfriados, pero lo cierto es que mantener buenos hábitos alimentarios va a ser la mejor manera de aportar los micronutrientes esenciales. 

 

Es importante que te acuerdes de que los resfriados se contagian a través de las pequeñas gotas que salen al estornudar o al tocarse la nariz. Por eso, una buena medida de prevención es mantener una buena higiene de manos. Por difícil que pueda resultar, intenta que tu hijo o hija se lave con frecuencia las manos y que evite beber del mismo vaso o botella de otro peque.

 

 Y como dice el refrán: “Resfriado cocido, dalo por ido”.

 

 


Desde Farmacia Serra queremos agradecer la elaboración de este reportaje a: 

 

Cristina García Mozley

Dietista

 


 

Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

 

Compartir: