¿Cómo sobrevivir a las comilonas de Navidad?

A pocos días de las Fiestas Navideñas ya empezamos a plantearnos cómo sobrevivir a las comilonas de Navidad y evitar consecuencias poco deseables como un aumento de peso, indigestiones, malestar, acidez… ¡sin olvidar los posibles sentimientos de culpa!

 

Ante todo, mucha calma y control mental

 

Mantener la calma y no agobiarse va a ser un factor determinante para no perder el norte y evitar recriminarnos el haber acabado con el último trozo de turrón de la bandeja.

 

Algunos de los “truquis” que recomendamos a nuestros pacientes en consulta para tomar el control son:

 

Visualiza previamente

 

Unos días antes de las celebraciones empieza a visualizar la situación. Imagínate frente la mesa con sus manjares y decidiendo qué vas a comer y qué cantidad. Visualiza si vas a renunciar al aperitivo o qué vas a escoger de este. Visualiza el tamaño de tus raciones y visualízate retirándote de la mesa, si se alarga mucho la sobremesa, o ayudando a recoger la comida que queda para no tener la tentación de ir picoteando.

 

El cerebro, al no diferenciar entre realidad y ficción, empezará a “entrenarse”, a crear conexiones para aprender y estar preparado por si vuelve a darse la situación. ¿Verdad que si te has quemado una vez ya no vuelves a poner el dedo? Tú mandas.

Aprende a decir NO, GRACIAS

 

Para sobrevivir a las comilonas de Navidad es importante recordar que la obligación de comer algo que un ser querido ha preparado la generamos nosotros mismos. Puede que tu tía se haya pasado horas en la cocina y te recuerde que el manjar bien se merece un esfuerzo más. Será el momento de regalarle tu mejor sonrisa y decirle que estaba riquísimo pero “no, gracias”. Te ahorrarás los remordimientos.

 

Evita saltarte comidas

 

Existe cierta tendencia a pensar que saltarse una comida para compensar la siguiente o anterior es una buena estrategia. Gran error. Lo único que pasará es que vas a comer más antes o después.

 

Procura hacerte un plan de comidas, observa donde están las comilonas y prepara menús más ligeros el resto del día. Por ejemplo, si toca cenar fuerte, puedes optar por almorzar un caldo vegetal y un poco de pescado con verduras al vapor o un yogurt con un puñadito de frutos secos.

 

Actívate

 

Aprovecha los días festivos para pasear, ir en bicicleta, nadar, salir a correr o practicar Marcha Nórdica. Si mantienes un ritmo de actividad vas a sentirte mejor a nivel emocional, físico y controlarás mejor la situación.

 

Y si ya nos hemos pasado… ¿qué podemos hacer?

 

Si a pesar de los consejos, no has podido evitar comer de más, o la comida o la bebida te han sentado mal. Tienes opciones que pueden ayudarte todavía a sobrevivir a las comilonas de Navidad.

 

comilonas-navidad

 

 

Kudzu con pasta de umeboshi y tamari (Ume sho kudzu)

Es un método tradicional para combatir la acidez y contrarrestar los efectos por el exceso de alcohol. Para prepararlo sólo debes disolver un cucharadita de kudzu en agua fría en un cazo y calentarlo a fuego muy suave hasta que el kudzu se vuelva transparente. Luego le añades una cucharadita de pasta de umeboshi y finalmente unas gotas de tamari. Tómalo caliente o templado.

 

Enzimas digestivas

Tomar un aporte externo de enzimas puede ser una buena alternativa para mejorar las digestiones y disminuir la sensación de acidez, hinchazón o gases. Las encontrarás en la piña (tronco) y la papaya. Estas enzimas naturales descomponen las proteínas facilitando su digestión.

 

También tienes la opción de acudir a la farmacia o a tu herbolario de confianza y comprarlas en forma de suplemento alimenticio.

 

Tisanas digestivas

Son de gran ayuda tras una comida demasiado fuerte. Comprueba que lleven alguna de estas plantas: anís verde, hinojo, comino, regaliz (evitar si se sufre de hipertensión arterial), cardo mariano, manzanilla, menta, cardamomo o hierba luisa.

 

En tu farmacia o herbolario  te aconsejarán sobre las mejores opciones.

 

¡Te deseamos felices y saludables fiestas! Y recuerda que...

 “Quien come con cordura, por su salud procura.”

 


Desde Farmacia Serra queremos agradecer la elaboración de este reportaje a: 

 

Mireia Marín Antón, Dietista

Dietista integrativa

 

Cristina Garcia Mozley

Dietista para el deporte y dietista integrativa


 

Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

 

Compartir: