Entre la farmacia y la política: José Giral

El farmacéutico e historiador Francisco Puerto Sarmiento dedicó una biografía a José Giral Pereira (Santiago de Cuba, 1879 – México, 1962) el año 2016, donde repasa con detalle su vida científica y política.

 

 

José Giral tuvo una vida apasionante, pues se movió entre diversas actividades: las responsabilidades políticas, tanto de partido como de estado; el ejercicio de la farmacia, en el ámbito de la oficina de farmacia, primero en Salamanca y después en Madrid; su especialización en el análisis, y su laboratorio farmacéutico. También destacó por sus investigaciones en química marina y su actividad docente y de gestión en el ámbito universitario.

 

Giral, se convirtió en rector de la Universidad Central al proclamarse la República española, fue dos veces ministro de Marina, en 1933 y en 1936, fue ministro de Estado desde mayo de 1937 hasta abril de 1938, y, durante los tres primeros meses de la Guerra Civil, fue presidente del Consejo de Ministros, cargo que también repetiría, pero desde su exilio en México.

 

Este artículo, viene motivado principalmente por dos razones, primero, para destacar la figura de este brillante farmacéutico, y segundo, para mostrar el Sulfobarium ®, medicamento específico que comercializó Giral, y que gozó de cierta fama.

 

Empecemos por el principio: José Giral nació en Santiago de Cuba en 1879, de padre español y madre cubana. De muy pequeño, sus padres lo mandaron a España con sus tíos, donde hizo sus estudios primarios y secundarios. Una vez finalizados, decidió estudiar Farmacia, a pesar de que, según parece, no tenía gran vocación por dicha disciplina, y prefería estudiar química.

 

De hecho, a finales del siglo XX, la carrera de Farmacia gozaba, injustamente, de poco prestigio científico, en comparación con otras carreras científicas como la Química o la Medicina. Por aquél entonces, la industria farmacéutica comenzaba a desarrollarse, y la carrera de Farmacia empezaba a ser más completa que otras como la de Química, aunque los que trabajaban en ella solían identificarse como químicos. Además, se decía en broma entre los universitarios, que estudiar farmacia era estudiar de “pucherólogo”. Giral, solía decir “la ciencia me dio trabajo y fama, la política fama y disgustos, y la farmacia dinero”.

 

Giral obtuvo el título de licenciatura, además de un premio extraordinario, en junio de 1900, y, al año siguiente, el de químico. A partir de este momento, se acentuó su vocación política, y se manifestó como un republicano convencido. También tenía interés por el ámbito del análisis químico y clínico.

  

En 1905, obtuvo el puesto de catedrático en Salamanca, y, como se puede apreciar en el siguiente anuncio de prensa del año 1914, compaginaba su cátedra con su labor como analista.

 

 

En 1916, Giral abrió su primera farmacia en Salamanca con un laboratorio de análisis anexo. Tenía clientes como el filosofo Miguel de Unamuno, y la farmacia acabó adquiriendo fama de centro de reunión política republicana.

 

En la siguiente publicidad del periódico El Adelanto de Salamanca se pueden ver resumidas las actividades que llevaba a cabo en aquel momento.

 

  

Giral dejó la ciudad de Salamanca tras solicitar la excedencia de su cátedra, y tras comprar una farmacia en Madrid, en la calle Atocha número 35 (actual número 25), donde trasladó también su laboratorio de análisis y el Sulfobarium ®.

 

El Sulfobarium ® era un preparado pionero en España, y se convirtió en su producto más notable. Estaba hecho de sulfato de bario para la radioscopia gastrointestinal y en forma de polvo o emulsión.

 

El empleo del sulfato de bario como medio de contraste radiológico había sido descubierto en 1910 por el médico alemán Paul Krause, al apreciar que podía sustituir con éxito las sales de bismuto, un producto mucho más caro.

 

  

 

Su farmacia de Madrid se convirtió también en un lugar de encuentro semi clandestino, habitual de los políticos republicaos de la capital. De hecho, Giral mismo comentaba: “Mis amigos entraban por la farmacia, pasaban a la rebotica, subían al piso y bajaban por la escalera que daba al portal burlando la vigilancia: tenía policías que se estacionaban en la acera de enfrente. Continué conllevando la ciencia y la política con la farmacia.”

 

Con la proclamación de la República española y la obtención del cargo de ministro, decidió vender la farmacia, aunque conservó el laboratorio farmacéutico y la explotación del Sulfobarium, ya que le aportaba muchos beneficios, al venderse tanto en España como en América.

 

Al perder la Guerra Civil, Giral perdió sus bienes y, como muchos republicanos, dejó el país y se estableció en México. El gobierno de Franco lo apartó de la vida universitaria (Boletín Oficial del Estado, 17-2-1939), pero pudo recuperar su cátedra de Bioquímica en México, en el Instituto Politécnico, donde la ejerció hasta que le designaron Presidente del Gobierno de la República, en el exilio, en agosto de 1945. Después de dejar el cargo, se le designó profesor en la Universidad Nacional Autónoma de México.

 

 

 

Català: Història de la farmàcia. Història del disseny gràfic. Història de la publicitat. Història del medicament. Història de la medicina. Medicaments vintage.

Presentem un article sobre José Giral, i la seva vida entre la política i la farmàcia.

 


English: History of the pharmacy. History of graphic design. History of advertising. History of medicaments. History of medicine. Vintage medicines.


We present an article about José Giral, and his life between politics and pharmacy

 
Français: Histoire de la pharmacie. Histoire du graphisme. Histoire de la publicité. Histoire des médicaments. Histoire de la médecine. Médicaments vintage.


Nous vous présentons un article sur José Giral, et sa vie entre politique et pharmacie

 

 © 2020 Farmacia Serra Mandri. Todos los derechos están reservados. Protegido por los derechos de autor de España y tratados internacionales.

 

Arte farmacéutico es un trabajo de www.farmaciaserra.com, la farmacia especializada en homeopatía, fitoterapia, aromaterapia, complementos nutricionales, flores de Bach y otras disciplinas dentro de las terapias complementarias.

Compartir: