El Haarlemmerolie, un antiguo remedio de los Países Bajos

El Haarlemmerolie, traducido al español como Aceite de Haarlem, es un remedio holandés de inspiración alquímica, que se difundió a finales del siglo XVII principalmente en la ciudad de Haarlem, en los actuales Países Bajos.

 

 

Sus inicios posiblemente provengan de distintos fabricantes artesanos y de ingredientes diversos, pero el invento del producto se le atribuye a un maestro de la escuela de Haarlem, Claes Tilly, quien lo denominó “Medicamentum Gratia Probatum”. El médico, botánico y químico Herman Boerhaave fue quien perfeccionó el producto y ayudó a su difusión.

   

 

Para contextualizar el producto en su época histórica hace falta remarcar que, terminada hacía tiempo la ocupación española en los Países Bajos, Haarlem se había convertido en una pujante ciudad cuyos comerciantes y marineros difundían el Haarlemmerolie por el mundo.

 

El producto, concebido originalmente para tratar la gota y los problemas biliares y urinarios, se convirtió en una panacea empleada para dolencias diversas. De hecho, en Holanda popularmente se hacía referencia a algo difícil de solucionar como “no es el Haarlemmerolie”.

 

También se empleo en la epidemia de gripe de 1918. En la obra Valsez Saucisses, del periodista francés Albert Paraz, se menciona una anécdota del poeta de origen suizo Blaise Cendrars (Frederic Louis Sauser Halle 1887-1961), que acaparó un total de 72 envases de Aceite de Haarlem para distribuirlo entre sus amigos durante la pandemia. Se dice que las setenta personas que lo tomaron, se recuperaron. El también poeta Guillaume Apollinaire, sin embargo, no quiso tomarlo y falleció.

 

La formula inicial del Haarlemmerolie, actualmente desconocida, variaba según sus fabricantes y contenía diferentes aceites esenciales, vegetales y otros ingredientes diversos. El azufre solubilizado, pero, parece ser un producto constante de su composición. Se ha conseguido aislar un componente, llamado Anétoltritiona, que presenta acción colinérgica y se ha investigado desde los años 60 para problemas biliares y falta de secreción salivar, entre otras aplicaciones.

 

Los primeros aceites de Haarlem constaban de múltiples ingredientes, con un proceso de elaboración complejo, pero según se desprende de la literatura farmacéutica, en el siglo XIX y principios del XX, el producto se fue convirtiendo en una combinación de aceite de trementina de pino, aceite de lino y azufre.

 

Se cree que podría haber contenido aceite de hueso, llamado aceite animal de Dippel o aceite de Jeppel, un aceite de color marrón oscuro, similar al alquitrán, obtenido a través de la destilación alquímica de huesos de animales. También aceite de cade, llamado aceite de enebro, aceite pirogenado de guayacol, petróleo, alcohol alcanforado, laurel o alcanfor.

 

El producto pionero de Claes Tilly, elaborado por sus descendientes bajo la marca C. de Koning Tilly, se consolidó como el más destacado en todo el mundo. Cedió licencias de fabricación para diversos países, pero sufrió constantes limitaciones, tanto en los Países Bajos como en el resto del mundo. Esto derivó en múltiples procesos legales que se sucedieron a lo largo de la historia del producto.

 

Ya en el siglo XVIII, los herederos de Tilly le dieron el nombre de “Oprechte Haarlemmerolie”, es decir, “Verdadero Aceite de Haarlem”, y pusieron su firma en los envases. Esta era una práctica muy habitual en los primeros medicamentos para poder evitar las falsificaciones.

  

 

Actualmente, en los Países Bajos sigue existiendo la empresa C. de Koning Tilly Oprechte Haarlemmerolie-fabriek, quien reclama ser la sucesora de la original, y la más auténtica. En 2017 se incorporó a un grupo de inversión holandés llamado B.V. Sacha Yoast Beheer.

 

Los envases metálicos de C. de Koning Tilly

 

El Aceite de Haarlem tradicionalmente se presentaba en unos típicos botellines de vidrio alargados, de forma simple pero característica. Más adelante, también en perlas y supositorios.

 

A finales del siglo XIX y principios del XX, se envasaba en unas bellas cajas metálicas del fabricante holandés J. Bekkers and Zoon, de Dordrecht, famoso en todo el mundo por la calidad de sus trabajos litográficos, juguetes y envases publicitarios.

  

 

Existieron, al menos, tres tamaños de caja para el aceite: una pequeña y cuadrada y dos rectangulares que contenían los típicos botellines. A continuación, os mostramos dichas cajas con sus decoraciones.

 

 

 

Le Veritable Huile de Haarlem, de fabricación francesa

 

En 1923, un farmacéutico francés llamado Leon Thomas, adquirió legalmente una licencia de fabricación del producto para Francia, que transmitió a su yerno, el médico y farmacéutico J. Lefevre. Estudiaron el producto y lo consolidaron comercialmente en diversos países, adoptando una presentación en forma de perlas y con el nombre de Veritable Huile de Haarlem.

 

 

 

Gold Medal Haarlem Oil

 

En 1906 el laboratorio Gold Medal Haarlem Oil Corp comercializó el producto con una licencia en Estados Unidos y Australia. También surgieron varias marcas de aceite de Haarlem de otros fabricantes.

 

 

   

En Gran Bretaña, se han encontrado multitud de botellines de Aceite de Haarlem, tanto de vidrio inglés como holandés. Estos podrían haber sido importados a granel o envasados desde los Países Bajos.

 

El Aceite de Haarlem en España

 

A continuación, os mostramos dos de las marcas de Aceite de Haarlem comercializadas en España, aunque probablemente no fueron las únicas.

  

Cápsulas del Verdadero Aceite de Haarlem

 

Estas cápsulas eran preparadas por el farmacéutico J. Domingo Churtó en Barcelona. El envase del cual disponemos indica una cesión en exclusiva del Aceite de Haarlem de Claes Tilly pero no sabemos qué fabricante le concedió la exclusiva, ni cuándo se la dio. El envase que podéis observar es de los años 40.

 

 

  

Cápsulas Perlas Sol de Aceite de Harlem

 

También en Barcelona, el farmacéutico Ramon Sol Roige fundó un laboratorio inicialmente anexo a su farmacia, en la actual Gran Via. Se especializó en la elaboración de específicos a base de lo que actualmente denominamos perlas, que al principio se confeccionaban de forma manual. Estas se llamaban perlas, cápsulas o capsulinas. Su hijo, Emilio Sol Morera, continuó con los Laboratorios Sol, elaborando también diversas especialidades y materias primas para fórmulas magistrales que suministraba a las farmacias.

  

 

Entre la diversidad de perlas que preparaban, no faltaba una referencia rotulada como Aceite de Harlem, que seguramente era una versión personal y simplificada de la fórmula original del producto.

  

 

Agradecemos a la web amiga Pharmakoteka la foto de un envase Perlas Sol Aceite de Harlem en la que aparece la imagen de una perla. 

 

 

 

Català: 

Història de la farmàcia. Història del disseny gràfic. Història de la publicitat. Història del medicament. Història de la medicina. Medicaments vintage.

 

Un article sobre el producte dels Països Baixos, anomenat Oli de Haarlem.

 

English:

 

History of the pharmacy. History of graphic design. History of advertising. History of medicaments. History of medicine. Vintage medicines.

 

An article about the Dutch product ,called Haarlemmer oil.

 

Français:

 

Histoire de la pharmacie. Histoire du graphisme. Histoire de la publicité. Histoire des medicaments. Histoire de la médecine. Medicaments vintage.

 

Un article sur le produit traditionnel des Pays Bas , connu sous le nom de Huile d´Haarlem.

 

 

 

© 2021 Farmacia Serra Mandri. Todos los derechos están reservados. Protegido por los derechos de autor de España y tratados internacionales.

   

Arte farmacéutico es un trabajo de www.farmaciaserra.com, la farmacia especializada en homeopatía, fitoterapia, aromaterapia, complementos nutricionales, flores de Bach y otras disciplinas dentro de las terapias complementarias.

 

 

Compartir: