Medicamentos vintage en España: El laboratorio Egabro de Cabra, Córdoba

Dedicado a Marianela y Acisclo, con afecto.

Si indagamos sobre el Laboratorio Egabro no encontramos mucho, hay pocas publicaciones de historia industrial y empresarial. Sabemos, pero, que Cabra es una ciudad de 20.000 habitantes perteneciente a la Andalucía rural, y olivarera, próxima a la Sierra de Cabra, un paisaje protegido por la Unesco. A finales del siglo XIX Cabra desarrolló una notable industria local, que se vio favorecida por la llegada del ferrocarril y el nacimiento de una nueva mentalidad, ilustrada y emprendedora.

 

El laboratorio

 

El Laboratorio Egabro fue autorizado por la Dirección General de Sanidad en 1923, pero ya funcionaba desde hacía unos años, ya que hay una lista bastante amplia de sus especialidades en la revista España y América, de abril de 1926. En 1929, participó en la Exposición Iberoamericana de Sevilla con un stand, y en 1932, habiendo adquirido cierta notoriedad, apareció en la revista Blanco y Negro, en una reseña de un viaje a la localidad de Cabra, donde se menciona al laboratorio como una empresa notable de la ciudad.

 

 

Indaguemos en su origen. La empresa propietaria del laboratorio, Delgado Roldán, fue creada por el farmacéutico Juan Bautista Delgado López y el médico Manuel Roldán Cortés. Roldán Cortés fue un médico, escritor y político de la localidad de Cabra, alumno del famoso Dr. Gregorio Marañón. Escribió sobre temas relacionados con la psiquiatría y estudió el impacto psicológico negativo que causaban los folletines en las personas. Actualmente con el auge de las series televisivas, seguro que tendría también mucho que decir, ya que su obra “Literatura y psicopatías. Ligeros apuntes sobre la influencia de la literatura contemporánea en las enfermedades mentales” publicada en 1909, causó fuerte impacto en su época.

 

Años después de que Roldán y Delgado se asociaran, la dirección técnica de la empresa pasó a manos de Juan José Fernández de Santaleya, quien seguramente ya era accionista de la empresa. Carlos Zurita González-Vidalte, director del Dispensario Comarcal Antituberculoso de Cabra, también estuvo vinculado con el laboratorio a partir de 1948.

 

Los productos

 

Los principales productos del Laboratorio Egabro fueron:

 


La Garzona, una loción perfumada para ondular el cabello, siguiendo la moda de los años 20. Era un producto de perfumería que, en 1929 se promocionó a nivel nacional a través de anuncios en periódicos y con grafismos art decó en carteles publicitarios. Repetía un modelo de anuncio en diversos periódicos locales que anunciaba su introducción en la localidad.

 

La Garzona

 

Aceite de hígado de bacalao

El aceite de hígado de bacalao, un reconstituyente que estaba muy de moda a pesar de su sabor, motivo por el cual lo que los farmacéuticos intentaban conseguir alguno de consumo agradable, aunque sin mucho éxito.

 

 

 

 

 

Egabrina

 

 

 

 

 

Egabrina, una pomada analgésica y antirreumática que se elaboraba desde el año 1923. Su ingrediente principal era el salicilato de metilo, el analgésico del famoso Linimento Sloan.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El Biogastrol, un producto para mejorar la digestión y abrir el apetito, con enzimas digestivas y estimulantes del apetito.

 

El Febrifugol, un producto antinfeccioso, combinación de hexametilentetramina (urotropina), un antiséptico descubierto en 1859 por el químico ruso Aleksander Butlerov, con extracto de estigmas de maíz y plata coloidal, pensado para combatir la fiebre, especialmente la tifoidea.

 

Febrifugol

 

El Eugestol, un inyectable para contrarrestar los vómitos del embarazo, a base de un alcaloide del Pilocarpus jaborandi llamado pilocarpina.

 

Eugestol

 

Fimoniol, un balsámico, tanto en elixir como inyectable, para problemas respiratorios. Contenía gomenol, alcanfor, eucaliptol y guayacol. El elixir llevaba Tiocol, un derivado del guayacol, así como derivados mórficos y tintura de acónito, que, a pesar de su toxicidad, en la época se usaba, en pequeñas dosis, para calmar la tos.

 

El vistoso envase que vemos a continuación (izquierda) procede de Cartonajes Antonio Alcalá. En Málaga había una empresa importante con este nombre, y seguramente era el proveedor de este cartonaje.

 

Fimoniol

 

Luetirol, producto existente desde el inicio del laboratorio. Contiene mercurio y derivados del arsénico, muy tóxicos pero frecuentes en los medicamentos del siglo XIX y principios del XX. El cartonaje del producto es de Gráficas San Andrés de Málaga, y debe corresponder a otra de las principales fábricas de cartonajes de Málaga, una empresa destacada y provista de maquinaria moderna para la época, que trabajó por todo España.

 

Leutirol

 

Polibromina

 

Polibromina, un jarabe sedante a base de bromuros, y con hidrato de cloral y agua cloroformada.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Nutrir, Nutril, Nuirir, un producto que aparece con estos distintos nombres, posiblemente debido a que el nombre ya estaba registrado o porqué en Andalucía ya existía un producto de composición similar, a base de extractos de cereales y leguminosas con el nombre de Nutril. Se trata de un producto con un cartonaje artístico, elaborado por la farmacia José Prado Lara, de los Laboratorios Helios en Lora del Río, Sevilla.

 

Nuirir

 

Hemobical, unos polvos recalcificantes creados el año 1928.

 

Hemobical

 

Halitol, un antiséptico desinfectante perfumado, orientado a la higiene íntima que apareció a
mediados de los años 30.

 

Halitol

 

Queratil, uno de los productos destacados del Laboratorio Egabro para las quemaduras. Tiene un envasado espectacular donde aparece la figura de un demonio, posiblemente inspirado en el famoso logo del producto francés Le Thermogene, diseñado por Leonette Cappielo, uno de los grandes maestros del diseño gráfico.

 

Queratil

 

En 1937, aparecieron dos novedades: el Paralenter, un alimento dietético líquido y antidiarreico, y el Febrifugol al Piramidon, que ya existía, pero se actualizó con aminopirina. La aminopirina, el conocido Piramidon, era el analgésico y antitérmico más famoso de principios del siglo XX, luego desplazado por la Aspirina, y que acabó retirado del mercado en los años 70. Era de la misma familia que el Nolotil y se empleaba para combatir la fiebre, especialmente la tifoidea.

 

Paralenter

 

 

Català: 

Història de la farmàcia. Història del disseny gràfic. Història de la publicitat. Història del medicament. Història de la medicina. Medicaments vintage.

Presentem un article sobre el laboratori Egabro, de la localitat de Cabra, Córdoba, i els medicaments vintage al país. 

 

English:

History of the pharmacy. History of graphic design. History of advertising. History of medicaments. History of medicine. Vintage medicines.

We present an article dedicated to the Egabro laboratory in Cabra, Córdoba, and the vintage medicines in the country.

 

Français:
Histoire de la pharmacie. Histoire du graphisme. Histoire de la publicitee. Histoire des medicaments. Histoire de la medicine. Medicaments vintage.

Article dédié aux le laboratoire Egabro à Cabra, Córdoba, et les médicaments anciens du pays.

 

 

© 2019 Farmacia Serra Mandri. Todos los derechos están reservados. Protegido por los derechos de autor de España y tratados internacionales.

 

 

 

Arte farmacéutico es un trabajo de www.farmaciaserra.com, la farmacia especializada en homeopatía, fitoterapia, aromaterapia, complementos nutricionales, flores de Bach y otras disciplinas dentro de las terapias complementarias.

 

Compartir: