¿Qué es el PQQ y qué propiedades tiene?

¿Qué es el PQQ?

La Pirroloquinolina quinona (PQQ) o metoxatina, es un compuesto identificado en 1979 y estudiado inicialmente en 2003 en Japón en animales de laboratorio. Se observó que si se eliminaba el PQQ de la dieta disminuía la fertilidad de los animales.

 

Se ha detectado ampliamente en alimentos de origen vegetal como el té verde o el kiwi, en la leche materna y en un plato japonés picante denominado “natto” realizado con semillas de soja.

 

Los mamíferos no pueden sintetizarlo. Es posible que los microorganismos de la flora interna sean una fuente secundaria de obtención.

 

Un tratamiento de PQQ es ideal que se acompañe de cepas de probióticos que ayuden a su reposición en el organismo. No obstante, las cepas bacterianas habituales en el tubo digestivo parecen sintetizar poca PQQ, lo que hace que la dieta sea la fuente más importante. Se estima que ingerimos una media de 0,1-1,0 mg de PQQ al día.

 

Cómo actúa

En estudios posteriores  en animales y más recientemente en humanos, se fueron detectando beneficios relacionados con el buen funcionamiento de los mecanismos de creación de energía del organismo a nivel mitocondrial. Especialmente para el cerebro, corazón y los órganos que tienen mayor densidad de mitocondrias.

 

Se sabe que el envejecimiento es multifactorial, pero se caracteriza por cambios en las mitocondrias relacionados con su deterioro y la disminución del número de éstas.

Se piensa que PQQ tiene una virtud fundamental que consiste en su capacidad para estimular la “biogénesis mitocondrial” o “mitocondriogenesis”: es capacidad de crear nuevas mitocondrias. De ser así, aportaría beneficios para la salud tales como mejora de la longevidad y de los niveles de energía que se ven disminuidos en la vejez.

Hasta ahora, solo se había detectado que una restricción calórica y ejercicios aeróbicos permiten aumentar el número de mitocondrias.

  

Propiedades del PQQ

Tiene actividad antioxidante contra los radicales libres. Aunque generalmente se acompaña de otros antioxidantes, es un potente antioxidante para proteger el ADN mitocondrial sin sufrir degradación molecular.

Las degeneraciones cerebrales, pérdida de la memoria,  enfermedad de Alzheimer y de Parkinson  y daños en el corazón son procesos fisiológicosque también tienen mucho que ver con la función de las mitocondrias.

 

Tras la suplementación con PQQ se ha visto un relativo descenso en orina de metabolitos relacionados con la destrucción de las mitocondrias.

 

La PQQ revierte el deterioro mental causado por el estrés oxidativo crónico y mejorara los resultados de las pruebas de memoria en animales.

 

Tiene una acción muy favorable en enfermos de Parkinson por varias vías, según estudios “in vitro”

En varios experimentos “in vitro”  con animales, la PQQ redujo la probabilidad de ictus severo. Además, puede proteger las células del cerebro contra el daño del ictus.

 

PQQ también protege a las células nerviosas de los efectos negativos de la proteína beta amiloide vinculados con la enfermedad de Alzheimer.

 

Apoyo de la función cognitiva. PQQ tiene acción protectora sobre las células y el funcionamiento del cerebro de diferentes formas, entre ellas protección frente a tóxicos ambientales como el mercurio o el glutamato.

 

La PQQ mejora la función insulínica y el metabolismo y transporte de la glucosa. Se observan aumentos de la tolerancia a la glucosa en ratones.

  

Posible acción reductora  del colesterol LDL.

 

El PQQ reduce el nivel de cortisol. La consecuencia favorable en oftalmología es una reducción de la aparición de cataratas, posiblemente por el restablecimiento de los niveles de glutatión.

 

Acción favorable sobre la fertilidad.

 

Nuestras sugerencias

PQQ Natures Plus
PQQ Douglas
PQQ Solaray
PQQ CoQ10 Solaray

 

 

Asociaciones con otros nutrientes

Aunque es activa por sí sola, diversas asociaciones pueden potenciar su acción: probióticos, Coenzima Q10,  pigmentos antioxidantes, n-acetil cisteína, ácido Lipoico, Vitamina C, Fosfatidilserina.

 

Modo de empleo

La recomendación habitual es de 5 a 20 mg de PQQ diario. Se basa en las dosis proporcionales a las estudiadas en animales que han obtenido acciones positivas. También hay algunos estudios clínicos y test de observación que justifican la dosificación de 20 mg al día para mejorar la memoria.

 

La PQQ no ha sido investigada con mujeres embarazadas ni lactantes.

 

No se conocen interacciones del uso de PQQ con otros suplementos y medicamentos

 

 

Joan María Serra Mandri | Licenciado en farmacia

Farmacéutico titular de Farmacia Serra Mandri

 

  

Compartir: