El síndrome X o síndrome metabólico. Síndrome de resistencia a la insulina. 1ª parte (Información para profesionales)

Gracias a la colaboración de la Dra Conchita Mir de Barcelona, les presentamos un artículo, resumen de esta problemática, tan extendida en nuestro tiempo. Podríamos decir que es el síndrome de la persona que no se cuida.

Debido a su extensión, en una próxima entrega mandaremos la segunda parte de este interesante trabajo.

¿QUÉ ES?

El síndrome X o Síndrome Metabólico, es una afección nutricional directamente relacionada con la mala alimentación y un estilo de vida incorrecto, es decir es producida por múltiples circunstancias que quedan definidas como trastornos y síntomas relacionados con la resistencia a la insulina, triglicéridos altos, sobrepeso, colesterol elevado, hipertensión arterial y ácido úrico en exceso.

Todo este conjunto ocurre en nuestro organismo de un modo silencioso, lo primero sería la resistencia a la insulina seguido de sobrepeso u obesidad que cursa con exceso de grasa en sangre y en general con los siguientes valores analíticos:

  • Colesterol LDL alto > 130 mg/dl
  • Triglicéridos > 160 mg/dl
  • Presión arterial >= 130 (sistólica) y >=85 (diastólica)
  • HDL bajo, < 40 mg/dl
  • Obesidad abdominal:
       Varones >= 90 cm de cintura
       Mujeres >= 80 cm de cintura
  • Acido úrico

      >= 7 en varones
      >= 6 en mujeres

Para establecer o diagnosticar este síndrome X o metabólico, no es necesario tener toda la patología descrita anteriormente, con alguno de los trastornos y por lo tanto la resistencia a la insulina y dos o más factores de los mencionados, nos llevan a su diagnóstico.

ALIMENTACIÓN

A- Si optásemos por una dieta con hidratos de carbono de alto índice glucémico, se puede inducir a la resistencia a la insulina. Hacen abandonar el azúcar de la corriente sanguínea para luego pasadas unas horas, bajar el azúcar bruscamente, lo que conduce a una nueva necesidad de consumir azúcar. Lo recomendable es consumir los hidratos de carbono de bajo índice glucémico, que ayuden a controlar la sensibilidad a la insulina.

B- El exceso de grasa en la alimentación, limita la disponibilidad del combustible de glucosa por las células y pone en peligro el aporte de nutrientes hidrosolubles.

C -Si hubiese una ingesta mayoritariamente proteica, se obtendría una mayor cantidad de nitrógeno que podría sobrecargar el riñón y el hígado.

Deberíamos de evitar la ingesta de comida basura (envasada y precocinada) con exceso de calorías y sin valor nutricional, ya que nuestro cuerpo necesita un porcentaje de calorías para ejercer sus funciones, pero no un exceso.

El gasto calórico total sería: el metabolismo basal, es 60-65 %, se le suma 25 % en actividad física y un 10 % en la acción termo-génica de los alimentos.

También es importante repartir las calorías a lo largo del día, en cuatro o cinco comidas dónde el 25 % de ingesta sea en el desayuno, el 5 % a media mañana, el 40 % al mediodía,  el 15 % en la merienda y el 15 % restante en la cena y que estas calorías ingeridas se compensen con un gasto calórico adecuado.

piramide alimenticia mediterraneaNuestra dieta mediterránea es la idónea para evitar el síndrome metabólico, a base de aceite de oliva virgen extra prensado en frío (contenido en ácidos grasos, mono-insaturados de un 80 %) siendo importante en el ratio colesterol HDL y LDL, también por sus funciones colagogas y cole-réticas. Gran variedad de verduras de temporada, con especies tipo orégano, tomillo, ajo, perejil y romero. También con proteínas de buena calidad: Legumbres, pescado blanco y azul, carnes y huevos, etc. Guarniciones de pasta y arroz y frutas de temporada (tres o cuatro piezas máximo al día) pues un exceso de fructosa, más de 25 g. al día, desemboca en el síndrome X.

La aportación de fibra diaria, nos retrasará la absorción del colesterol y los hidratos de carbono. Los niveles de glucosa en sangre se elevarán más gradualmente, por lo que es necesario tomar entre 30 y 40 g por día.
Lo mejor es la fibra soluble en agua, como la de avena, legumbres, pectina, algas, cebada y las insolubles son: salvado, la piel de las frutas y verduras, cereales integrales, etc. La secreción de enzimas pancreáticas, aumenta en respuesta a la fibra y puede facilitar la disminución del colesterol en sangre, haciendo que las sales biliares se conjuguen y el organismo pueda eliminar el colesterol y formar más sales biliares.

La ingesta de sal como máximo será de 3 g al día en forma de sal yodada, para evitar la sobrecarga del riñón y la hipertensión arterial (el polimorfismo AGT) nos indicaría la tolerancia de la persona a la sal.

Se estima que en la dieta española se consumen un 17 % más de calorías de lo que marca la pirámide nutricional mediterránea, con la consecuente preocupación hacia la población infantil, que cada vez cuenta con más obesos por la falta de práctica de deporte y debido a que la sociedad moderna actual, con las tecnologías modernas, pasan un exceso de horas en ordenadores, juegos informáticos, consolas, etc. y se observa un aumento de diabéticos en la población joven.

TEST PARA DETERMINAR SI UNA PERSONA PADECE ESTE SÍNDROME SILENCIOSO

Mediante un test sin carácter clínico para autoevaluarnos y concienciarnos de cuál es nuestra situación actual. (Adaptación realizada por Belén Martín, Jack Challen, Burton Berkson, Melissa Diane Smith) “Syndrome X”


1- ¿Come dulces como caramelos, galletas, helados, bollería industrial, chocolates, cereales industriales, magdalenas, etc. 3 o más veces a la semana?
2- ¿Come pescado menos de 2 veces a la semana?
3- ¿Come aperitivos envasados tales como patatas fritas, cortezas, galletas saladas, frutos secos industriales más de 3 veces semanales?
4- ¿Toma hidratos de carbono refinados y blancos más de 2 veces a la semana?
5- ¿Toma hamburguesas, perritos calientes, carnes grasas, quesos curados, leche entera, nata, mantequilla, margarinas, fiambres, bacón, salchichas, morcilla, alimentos fritos y rebozados o patatas fritas más de 2 veces a la semana?
6- ¿Toma comida envasada y precocinada, pizzas preparadas, sándwiches, tentempiés más de 2 veces a la semana?
7- ¿Toma refrescos con o sin gas regularmente?
8- ¿Toma una o ninguna pieza de fruta al día o ración de vegetales?
9- ¿Bebe más de 3 cervezas o más de 2 bebidas alcohólicas a la semana?
10- ¿En su cocina predominan el uso de aceites que no se corresponden con oliva virgen 1ª presión en frio?
11- ¿Suele evitar el ejercicio físico regular, se siente habitualmente cansado o recuerda tener con frecuencia cambios en su estado de ánimo?
12- ¿Se ve sedentario, camina poco, evita bajar y subir escaleras, se desplaza en coche, trabaja muchas horas sentado y sus ratos de ocio los dedica al televisor o al ordenador?
13- ¿Ha tenido malos hábitos alimentarios y/o tabaquismo, come fuera de casa casi todos los días y/o ha mantenido una vida sedentaria durante varios / muchos años?
14- Analizando su alimentación ¿podría asegurar que su ingesta de fibra diaria no es la adecuada (alrededor de 20/30g día)?
15- ¿Tiene algún familiar cercano con desórdenes cardíacos, alta presión sanguínea, principio de diabetes u obesidad?

Si ha contestado Sí a 3 preguntas, tiene algún riesgo de desarrollar resistencia a la insulina y Síndrome X. Si son más de 3, el riesgo aumenta. Si el número de respuestas afirmativas es mayor a 5, se requiere una evaluación clínica para controlar el alto riesgo de desarrollar Síndrome X.


dra mirDRA. CONCHITA MIR RODON
C/Balmes, 299, 4º 1ª
08006 BARCELONA
Tel 93 2021211 / 669483131
e-mail: 22767cmr@comb.cat
www.conchitamir.com.

 

Farmacia Serra agradece a la Dra. Mir su colaboración en nuestra web con la elaboración de este interesante reportaje.

 

 Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

Compartir: