El ácido lipoico. Poder antioxidante

El ácido lipoico o ácido tióctico es una sustancia natural producida en pequeñas cantidades por nuestro organismo que juega un rol importante fisiológico en el metabolismo de los azúcares y provee de energía a las células. Sin embargo, es por su destacado papel antioxidante la razón porque ha adquirido especial relevancia como complemento alimenticio, dentro del marco de una dieta equilibrada,  con aplicaciones en diversos campos de la salud.

En Farmacia Serra de Barcelona  podrá comprar complementos alimenticios que contienen "Ácido lipoico"


1. PAPEL FISIOLÓGICO

2. INDICACIONES

-- Antienvejecimiento
-- Síndrome Fatiga Crónica
-- Salud hepática
-- E xceso de azúcar
-- Síndrome de boca ardiente
-- Otras aplicaciones

3. REQUERIMIENTOS Y FUENTES

4. DOSIS TERAPÉUTICAS

5. ADVERTENCIAS

1. PAPEL FISIOLÓGICO

Se basa en su actuación como coenzima de diversas reacciones enzimáticas del organismo.

Metabolismo energético
Como en el caso del Coenzima Q10 o Ubiquinona, es una sustancia que se encuentra dentro de cada célula del cuerpo y ayuda a generar la energía necesaria para la vida.

En el proceso llamado glicólisis, responsable de la conversión de azúcar sanguíneo en energía, el ácido lipoico mejora la actividad de las mitocondrias, el orgáno celular energético y respiratorio de la célula por excelencia.

Importante papel antioxidante
El ácido lipoico es también uno de los antioxidantes mas completos, y como muchas otras sustancias sulfuradas, posee demostradas virtudes quelantes de metales. Además, tiene la cvapacidad de atravesar fácilmente las membranas celulares, actuando tanto en medios lipófilos como hidrófilos, por lo que es efectivo frente al estrés oxidativo y previene el daño celular en muchos lugares del organismo, dentro del marco de una dieta equilibrada.

Indirectamente, actúa también regenerando o reciclando otros antioxidantes presentes en la sangre. Así, por ejemplo, la vitamina E oxidada es reducida por el ácido lipóico volviéndose nuevamente disponible como antioxidante. De igual forma ocurre con la vitamina C y el glutatión.

Algunos estudios preliminares en los que se administró ácido lipóico en personas con deficiencia de linfocitos, mostraron  un aumento de los niveles plasmáticos de vitamina C y de glutatión.

2. INDICACIONES

-- Antienvejecimiento
Como puede deducirse por este doble papel del ácido lipoico, en uno de los mejores productos antienvejecimiento o antiaging. Además, este ácido puede alcanzar y actuar en el cerebro, incrementando sus niveles de glutatión y protegiéndolo de los radicales libres. Investigaciones recientes han indicado que niveles bajos de glutatión en el cerebro se asocian con desordenes cerebrales como Parkinson, Alzheimer y Demencia senil.

Si los estudios efectuados en animales se contrastaran en humanos, los pacientes con secuelas de trombosis y derrames podrían beneficiarse del empleo de este producto.

Desde el punto de vista dermatológico y cosmético, esta actividad antioxidante se traduce en una mayor elasticidad y suavidad de la piel. Previene y revierte su envejecimiento prematuro.

-- Síndrome de fatiga crónica
Por sus características, antioxidantes y papel energético se emplea tambien en este complejo síndrome.

-- Salud hepática
En la homeostasis del hígado, el ácido lipoico participa en numerosas reacciones metabólicas aumentando los niveles de glutatión, siendo éste probablemente el mecanismo de sus efectos detoxicantes y regeneradores hepáticos. En estudios realizados, se administro junto con silimarina, principio activo del cardo mariano y se apreció reducción de las transaminasas elevadas por productos tóxicos, alcohol, fármacos o infecciones. Se aplica por ello en intoxicaciones por drogas, hepatitis alcohólica, casos de envenenamiento y en personas sometidas a radiaciones.

-- Metabolismo glucídico.
El ácido lipoico se ha empleado también para el tratamiento de la polineuropatía diabética. Se han realizado varios estudios clínicos controlados (por ejemplo el estudio ALADIN, siglas de Alpha Lipoic Acid in Diabetic Neuropathy), que han demostrado la eficacia del ácido lipoico pudiendo afectar favorablemente llos síntomas de este síndrome.

Se sugiere que el ácido lipoico puede mejorar otros aspectos de la diabetes, como el control de azúcar en la sangre y el desarrollo de complicaciones a largo plazo como enfermedad del corazón, riñones y pequeños vasos sanguíneos.

En algunos estudios la eficacia ha aumentado con la ingesta paralela de ácidos grasos omega 6, como el GLA (ácido gamma linolénico)

-- Síndrome de boca ardiente.
El ácido lipoico puede ser útil en el llamado síndrome de boca ardiente (BMS son siglas en inglés), cuyos enfermos, por causas desconocidas pero de fondo neurológico, sufren sensaciones inexplicables de escaldadura en la boca como si hubiesen bebido algo excesivamente caliente.

-- Más aplicaciones
Bajo un prisma más medicamentoso, algunos estudios señalan que el ácido lipóico presenta propiedades in vitro e in vivo como agente antivírico.

Otros estudios efectuados avanzan muchas otras posibles acciones: la prevención de cataratas, glaucoma e incluso en casos de bajada de defensas, porque estimularía la producción de interferón y también en el cáncer.

En todos los casos particulares es conveniente el conocimiento y aprobación del médico.

3. REQUERIMIENTOS Y FUENTES

En general, un cuerpo joven y saludable fabrica suficiente ácido lipoico para alcanzar sus requerimientos. La suplementación antioxidante puede reducirse a las vitaminas hidro y liposolubles más el aporte de otras sustancias como pigmentos de frutas. No obstante, con la edad y para mantener el organismo dentro de los límites de la homeostasis, pueden necesitarse fuentes externas.

Los alimentos más ricos en este ácido son las espinacas, el brócoli, la levadura y la carne (ciertos órganos como riñón, hígado y corazón), sin embargo, la biodisponibilidad no siempre es la más adecuada ya que suele encontrarse en forma de complejos de difícil absorción.

Varias enfermedades parecen estar acompañadas de bajos niveles de ácido lipoico, específicamente, la diabetes, cirrosis hepática, enfermedades vasculares, etc...

Ante una necesidad de este producto se hace necesaria la complementaciónen el marco de una dieta equilibrada.

4. DOSIS TERAPÉUTICAS

Para usarse como un antioxidante general se recomienda una dosis 50 mg /día.

En los tratamientos "antiaging" se aumenta hasta un máximo de 600 mg/día (una o dos tomas de 300 mg)

La dosis típica de ácido lipoico oral es de 100 - 200 mg. tres veces al día, de forma progresiva y fraccionada, antes de las comidas.

En varios estudios fue necesario un tiempo de tratamiento para que se evidenciaran resultados.

5. ADVERTENCIAS

El ácido lipoico es en general un producto bien tolerado. No ha presentado toxicidad, sin embargo, no se ha establecido la seguridad para niños, mujeres embarazadas o en la lactancia o individuos con insuficiencia hepática o renal grave.

Los pacientes con diabetes deben controlar sus niveles de azúcar en sangre cuidadosamente cuando tomen ácido lipóico para evitar posibles hipoglucemias. De hecho, el médico debería ajustar las dosis de insulina y de los fármacos hipoglucemiantes.

El acido lipoico, aunque no es tóxico, actúa como un poderoso quelante que puede atrapar minerales como hierro o zinc, necesarios para la salud. Por esta cuestión podría ser conveniente tomar suplementos minerales durante el uso de este compuesto.

Se han descrito algunas reacciones adversas como cefaleas, molestias gastricas e hipoglucemia, siempre con dosis superiores a los 600 mg/dia.

El ácido lipoico puede antagonizar algunos medicamentos como el cisplatino empleado en quimioterapia.

Joan María Serra Mandri
Farmacéutico

Reportaje publicado en nuestra web www.farmaciaserra.com, con fecha anterior a junio 2011.



Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

Compartir: