Picaduras de insectos: viboras, escorpiones y medusas

 

1. INTRODUCCIÓN
2. ESCORPIONES Y ESCOLOPENDRAS
3. MEDUSAS, ERIZOS Y ESCORPIONES DE MAR
4. REPTILES

 

Introducción

Cuando llega el buen tiempo son frecuentes las lesiones producidas, principalmente en el campo, por picaduras de mosquitos, abejas, avispas, tábanos, hormigas, arañas y otros insectos que se muestran más activos. En España, más del 95% de los casos, son picaduras leves. En un pequeño porcentaje, la lesión producida se suma a una reacción alérgica que en algunos casos puede ser peligrosa. En algunas ocasiones también existe el riesgo de que la picadura transmita alguna infección, pero esto es poco habitual en nuestro país

 

Escorpiones y escolopendras

Las especies presentes en España causan picaduras dolorosas, pero no mortales. No atacan deliberadamente al hombre, pero los contactos accidentales desencadenan las picaduras. La gravedad de la picadura depende de la toxicidad de la especie, de la talla, peso, edad de la víctima, lugar de la picadura, así como de otros factores que dependen del estado de la glándula venenosa, de la ropa de la victima, etc.

 

Respecto a la sintomatología presentada, destaca un intenso dolor local. En la zona de la picadura se observa calor y eritema de 3 a 10 mm. con el signo de la picadura. Puede aparecer edema y dolor local progresivo.

 

Los síntomas generales suelen comenzar transcurridos entre 1minuto y 1 hora. Por orden de instauración suelen ser: angustia, prurito nasal, hipertensión arterial, salivación y parálisis. Los cuadros clínicos leves, con síntomas locales e inquietud, son los más frecuentes en nuestro país.

 

picadura-escorpion

 

El tratamiento recomendado para accidentes acaecidos en la península ibérica es el siguiente: aplicar hielo, si se dispone de él, limpiar y desinfectar la zona lesionada. Después se puede inyectar un anestésico local sin adrenalina alrededor de la picadura, administrar analgésicos de forma oral y llevar a cabo acciones de prevención antitetánica. En este tipo de picaduras no se recomienda la administración de suero antiescorpiónico.


La escolopendra, o mil patas, es un artrópodo, de aspecto muy desagradable, con una picadura parecida a la del escorpión amarillo.

 

Medusas, erizos y escorpiones de mar 

Las medusas son abundantes en algunas de nuestras costas mediterráneas, especialmente en años calurosos, y su contacto produce sensación de quemaduras y dermatitis, con frecuente presencia de ampollas. Las más peligrosas son las de mayor tamaño. También hay especies de medusas desprovistas de veneno, por lo que conviene informarse en el lugar. Algunas personas sensibles sufren síntomas generales, con mareo, espasmos musculares, y alteraciones cardiacas.

 

El tratamiento consiste en lavar la zona con agua salada, sin friccionar el área, y eliminar restos de tentáculos que hayan quedado adheridos con alguna toalla, evitando el contacto con las manos. Conviene aplicar vinagre, y si es posible agua caliente, porque el veneno se destruye con el calor. Se puede administrar analgésicos orales y aplicar una pomada antiinflamatoria. En el lugar, pueden aparecer, más adelante, duricias y cambios de pigmentación. 


Los erizos de mar pueden pinchar accidentalmente, especialmente en los pies, por ir descalzos sobre las rocas. Se deben extraer las púas, lavar la zona, y aplicar un desinfectante de heridas, tipo Topionic, o tintura de yodo. Si no se pueden sacar, se puede aplicar vaselina en la zona, y al cabo de unas horas se extraen fácilmente con unas pinzas.

 

Los escorpiones de mar son unos peces que permanecen semienterrados en la arena y pinchan a los bañistas mediante unas púas dorsales, provocando hemorragia y dolor con inflamación y parálisis. El veneno que introducen también se destruye con el calor, por lo que es conveniente introducir el pie en agua muy caliente, lo antes posible. Pueden provocar síntomas generales con debilidad, dificultad respiratoria y nauseas. Se han descrito trastornos neurológicos severos y daño renal. Es conveniente una visita al médico de urgencias.

 

Reptiles

Las mordeduras de serpientes deben ser consideradas como urgencias médicas. Antes que nada, es importante intentar saber la especie de serpiente que ha mordido, para saber si ha podido inocular veneno. Si no se ha producido envenenamiento, la mordedura debe considerarse como una herida, que debe ser desinfectada. Lavado + desinfección+ antitetánica si es punzante + antibiótico. 

 

picadura-vibora

 

La boca de las serpientes está muy infectada, por lo que al riesgo del veneno se asocia el de la infección de la herida. En España las serpientes venenosas son de la familia de las víboras y alguna culebra, aunque en este caso es muy difícil que afecten al hombre, debido a la morfología de las glándulas venenosas. La vipera latasi, es la más extendida, seguida de la vipera berus, y la vipera aspis, ambas en el norte de la península, y provistas de venenos parecidos. El 50% de las mordeduras son asintomáticas, en ocasiones puede haber mordedura sin inyectar veneno. La mortalidad es inferior al 1%.

 

La mordedura de víbora se presenta como dos puntos distantes 5-8 mm, o uno solo, si la serpiente ha mordido con solo un colmillo. En 15 minutos, aparece una inflamación de la piel con dolor variable. Progresivamente, el estado general puede empeorar y al cabo de unas horas pueden comenzar a aparecer, en mayor o menor grado, dependiendo mucho de los casos, alguno de estos síntomas: sudoración, hipotensión, taquicardia, nauseas, disnea, dolor de cabeza, parálisis muscular, convulsiones, etc. Los síntomas sufren una evolución según los casos, aunque tratándose siempre como graves urgencias médicas. La gravedad de la mordedura depende de la especie, de la cantidad de veneno inoculado, por la forma que ha picado, de la víctima y de la ropa que llevaba. La cantidad y el grado de toxicidad están sujetos a grandes variaciones, dependiendo de la edad del espécimen, de la estación del año, y del tiempo transcurrido desde la anterior mordedura.

 

Si es un niño, o la mordedura se ha producido en cabeza, cuello, tronco son factores agravantes. El tratamiento inmediato comprende el reposo del afectado en posición de seguridad, con la cabeza baja o de lado, limpieza y desinfección de la herida. Hay que enfriar la zona, debridar la herida un poquito, y succionar la picadura, expulsando el veneno. Se puede realizar con la boca y mejor con el aparatito succionador Aspivenin, 10 veces más eficaz. No conviene hacer cortes en la herida, ni cauterizarla, por el riesgo de necrosis subsiguiente.

 

Si no se tiene práctica y se puede acceder al hospital en el tiempo aproximado de una hora, no es necesario hacer un torniquete, que siempre debería ser poco apretado, y por encima de la mordedura. En el caso de tener que hacerlo hay que aflojarlo periódicamente. Si el paciente está muy agitado se puede incluso sedar o dar un calmante. 

Y a ti, ¿te ha picado alguna vez algunos de estos animales? ¡Cuéntanos tu historia!




 

Juan María Serra Mandri, Farmacéutico


Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

Compartir: