Alergias e intolerancias alimentarias. ¿En qué se diferencian?

Alergias e intolerancias alimentarias. ¿En qué se diferencian?

Estos dos términos a menudo se confunden. La alergia es una respuesta del sistema inmune (contra proteínas de los alimentos), mientras que la intolerancia es una respuesta del sistema digestivo cuando no puede digerir un alimento correctamente (generalmente por un enzima). Una de las más conocidas es la intolerancia a la lactosa, causada por la falta en el organismo de una enzima, la lactasa, necesaria para descomponer la lactosa, el azúcar de la leche.

Las alergias pueden desencadenarse con cantidades muy pequeñas de alimentos y ocurren cada vez que el alérgeno es ingerido (generalmente son proteínas de los alimentos). Sin embargo, las intolerancias se relacionan con la dosis, así las personas pueden no tener síntomas a menos que consuman una gran cantidad del alimento o si lo hacen muy a menudo.

Tanto las alergias como las intolerancias alimentarias son dos tipos de reacciones adversas a los alimentos. Definimos una reacción adversa a los alimentos cómo una respuesta clínica anormal que se le atribuyen las manifestaciones clínicas a la ingesta, contacto o inhalación de un alimento, de sus derivados o de un aditivo presente en el alimento. El Subcomité de Reacciones Adversas a Alimentos de la European Academy of Allergology and Clinical Imnunology (EAACI) propone una clasificación de las reacciones adversas basada más en los mecanismos que en las manifestaciones clínicas.

Reacciones adversas a alimentos se clasifican en:

1. Reacciones adversas tóxicas. Están causadas por sustancias tóxicas que producen trastornos en cualquier persona. Entre los ejemplos de contaminantes podemos citar las toxinas bacterianas (Clostridium botulinum), las micotoxinas (toxinas de hongos), los metales pesados, los pesticidas y los antibióticos; entre otros…

2. Reacciones adversas no tóxicas. Están causadas por sustancias no tóxicas y que solamente afectan a personas susceptibles. Dentro de este tipo, encontramos:

  •  Alergias alimentarias. Reacciones de sensibilidad a los alimentos mediadas por el sistema inmunológico:

- Alergia alimentaria en que intervienen anticuerpos IgE: afecta a individuos atópicos que presentan anticuerpos IgE, confirmados por pruebas sanguíneas o pruebas de contacto cutáneo, prick-prick, específicos a alimentos que se relacionan significativamente con los síntomas y/o con las pruebas.

- Alergia alimentaria no mediada por IgE: incluye las reacciones inmunológicas causadas por otros anticuerpos del sistema inmune, como la enfermedad celíaca.

- También son posibles formas mixtas parcialmente mediadas por IgE y por células, y con manifestaciones clínicas generalmente digestivas.

  •  Intolerancias alimentarias. Incluyen cualquier forma de sensibilidad a un alimento que no comporta la activación de mecanismos inmunológicos. Puede ser enzimática, en relación con un déficit de enzimas involucradas en el metabolismo de un alimento (p. ej., déficit de lactasa, la enzima que metaboliza el azúcar de la leche, la lactosa); farmacológica, por compuestos químicos presentes de forma natural en los alimentos (histamina, fenilalanina, tiramina, etc.), indeterminada, en la que participan ambos mecanismos u otros no bien aclarados, y psicosomática, por rechazo por motivos religiosos, étnicos o culturales, así como no ser del agrado de una persona por su sabor, color o textura.

 

 

Farmacia Serra agradece a ENE, Estudi de Nutrició Especializtada (www.enenutricio.es). Texto de  Elena Juez López.

BIBLIOGRAFIA:

- Rosas MR. Alergia e intolerancia alimentaria: clasificación, sintomatología, prevención y tratamiento. OFFARM 2006; vol 25; 7:52-9.
- Ana Zugasti Murillo. Intolernacia alimentaria. Unidad de Nutrición Clínica y Dietética. Hospital Virgen del Camino. Pamplona. Navarra. España. Encocrinol Nutr. 2009; 56 (5):241-50.
- A. Zugasti Murillo. Mitos y realidades de la intolerancia a los alimentos. Unidad de Nutrición Clínica y Dietética. Hospital Virgen del Camino. Pamplona. Nutrición Clínica en Medicina. Diciembre 2009 Vol. III – Número 3 pp. 150-164.

 

Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tiene una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.



Atención al cliente:
CONTACTA
Subscríbete a la newsletter