Reflexología podal: El enfoque terapéutico

REFLEXOLOGIA PODAL: El enfoque terapéutico

 

La reflexologia podal es una técnica de enfoque holístico, que busca el equilibrio general del cuerpo y la adecuada circulación energética en los órganos. Es una de las terapias más antiguas que se conocen -la primera evidencia de la aplicación terapéutica de la reflexología se remonta a la civilización egipcia- y sigue siendo una de las más eficaces.

La reflexoterapia podal no pretende reemplazar ningún tratamiento médico; por el contrario, es un complemento al servicio de todos, con el propósito de ofrecer bienestar físico y emocional. Para poder aplicar bien esta técnica, el reflexólogo ha de tener unos sólidos conocimientos de las bases fisiológicas, anatómicas y neurológicas que le permitirán llevar a cabo su función de forma profesional.

¿POR QUÉ QUÉ FUNCIONA LA REFLOXOLOGÍA? ¿POR QUÉ A TRAVÉS DE UNAS ZONAS Y PUNTOS EN LOS PUNTOS PODEMOS ESTIMULAR TODO EL ORGANISMO?

Para ver la relación que existe entre determinadas zonas del cuerpo y los órganos u otras estructuras alejadas nos debemos remontar a los primeros dias de la vida: el estado embrionario. La embriología, el estudio de la evolución del embrión en la vida intrauterina durante las ocho primeras semanas de desarrollo, nos da las claves para entender las conexiones entre órganos, piel, estructuras músculo-esqueléticas y sistema nervioso, que se manifestararán posteriormente en el adulto.

Ya desde una muy temprana edad, en la tercera semana de vida, se empieza a definir nuestro futuro sistema nervioso central y periférico. En esta etapa se pueden distinguir tres capas germinativas básicas: el ectodermo (la más exterior), el endodermo (más interior) y el mesodermo (intermedia). Todos nuestros tejidos y órganos estan compuestos por una de estas tres capas, dependiendo de su localización y función. Del ectodermo deriva nuestro sistema nervioso y nuestra piel. Este mismo origen embriológico tiene una importancia relevante en la comprensión de los dermatomas: tejidos subcutáneos de la piel inervados por una misma rama nerviosa. En el embrión, cada dermatoma retiene la inervación de su segmento de origen, no importa donde migren las células.  Así pues, no nos sorprende que un trastorno en el hígado se pueda manifestar en dolor referido en la parte superior de la espalda y hombro y que actuando con presión (agujas, masaje, digitopresión, etc.) sobre este segmento de la piel, podamos regular el funcionamiento de este órgano. 

A principios de siglo XX los médicos Henry Head (1893, 1920) y  Mackenzie (1893,1921) en su libro describieron  tratamientos exitosos en disfunciones gástricas y oculares aplicando semillas de mostaza en los relativos “puntos reflejos” o “trigger points”.

 

La piel que nos cubre es un extraordinario medio de comunicación entre el “medio interno” y el “medio externo” que puede ser utilizado para transmitir todo tipo de mensajes hacia el interior del organismo. Un mismo nervio puede llegar a un segmento de la piel, a un órgano y a uno o varios músculos. Esto nos hace pensar que estas tres estructuras estan interconectadas. 

El sistema nervioso funciona como una red de cableado en el interior de nuestro organismo, transmitiendo sensaciones hacia la médula espinal y cerebro, que actuan como centros integradores, es decir, como si fuesen “servidores centrales” donde se procesa la información recibida y se emite la respuesta adecuada.  De esta forma podemos recibir sensaciones a través de las fibras aferentes (fibras que se dirigen hacia el cerebro pasando por la médula espinal) y recibir órdenes de diferentes partes del cerebro a través de las fibras eferentes o descendentes.

La teoría del control por compuertas de modulación del dolor se basa en la inhibición del dolor en el asta dorsal de la médula espinal que es la zona por donde asciende la información hacia el cerebro. Diferentes tipos de fibras se encargan de transmitir la sensación de dolor hacia el cerebro. La actividad en las llamadas fibras Aβ (A beta), de tacto discriminativo, tienden a inhibir la transmisión (cierran la compuerta), mientras que la actividad en las fibras nociceptivas Aδ y C tiende a facilitar la transmisión (abren la compuerta). Esta teoría explica porqué frotarse un codo o una pantorrilla golpeada disminuye el dolor: el estímulo táctil de frote activa las fibras Aβ y ayuda a reducir la sensación dolorosa.

Esta inhibición del dolor provoca la segregación por parte del hipófisis de una serie de sustancias llamadas opioides endógenos como las famosas endorfinas.

Estudios recientes están profundizando en la investigación  del papel de complejas estructuras cerebrales, como el sistema límbico, en la inhibición del dolor a través de la estimulación de las zonas reflejas.

A pesar de no existir una teoría científica universalmente aceptada, podriamos afirmar por experiencia empírica a lo largo de más de 2.000 años de historia, que la teoría del dolor referido (zonas reflejas) junto con la teoría de las compuertas de modulación del dolor son los fundamentos que sustentan las bases neurológicas de la reflexología podal.

La reflexología podal se empezó a difundir en el occidente a través de la experiencia empírica, sin los conocimientos que existen hoy en día de embriología o neurología.  En la segunda década del siglo XX un médico estadounidense, William Fitzgerald descubrió que la presión ejercida sobre los puntos específicos de la superfície del cuerpo podía funcionar como un excelente método para aliviar ciertos dolores. Sus investigaciones lo llevaron a dividir el cuerpo en diez zonas longitudinales relacionadas con los dedos de la mano y los pies. En un libro publicado junto con otro médico de nombre Bowers, Fitzgerald dio a su método el nombre de terapia zonal. Eunice Ingham, fisioterapueta norteamericana fue la encargada de difundir el trabajo de Fitzgerald de forma clara y accesible para todo el mundo.

Es importante en reflexología podal ver de forma integral el paciente, desde el punto de vista orgánico y energético. La energía fluye en el organismo a través de meridianos (según la Medicina Tradicional China) que tienen su punto terminal o inicial en los pies. Si la consulta es una alteración osteomuscular, no sólo debe tratarse este sistema sino también otros directamente relacionados con este. Esta interrelación entre sistemas orgánicos se sustenta en la teoría de los cinco elementos de la Medicina Tradicional China. Esta teoría afirma la existencia de cinco elementos cada uno de los cuales es representativo de un órgano u sistema. Por ejemplo, el elemento madera es representado por el hígado, vesicula biliar, ojos, tendones y ligamentos.

En la actualidad, la mala alimentación, el abuso de fármacos por trastornos del sueño y ansiedad producen daños que con el tiempo repercuten sobre el sistema digestivo; por lo tanto, afectará  a su vez al sistema osteomuscular por estar representado por los músculos, tendones y ligamentos, produciendo un desequilibrio psicofísico en general.

En todas las afecciones es imprescindible la estimulación del sistema nervioso por su directa relación con todas las funciones corporales. En especial, la estimulación del hipotálamo y la hipófisis, glándula encargada de la secreción de los llamados opiáceos endógenos y de la regulación indirecta de numerosas funciones homeostáticas de nuestro organismo (metabolismo, temperatura, sueño-vigilia, hambre, control de las emociones)

De esta forma, el tratamiento reflexológico ayuda a normalizar las funciones enzimáticas y endocrinas, alivia el estrés y las alteraciones osteomusculares que este produce. Regula desequilibrios del sistema linfático e inmunitario y desbloquea la energía de los meridianos.

Pero no sólo la buena salud en general se refleja en el pie, sino que la buena salud del pie repercute en el resto del organismo. En lugar de cumplir sus dos funciones principales que son las de protección frente al frio y objetos punzantes, los zapatos muchas veces se convierten en las cárceles de nuestros pies. Así mismo, los bebés, extremadamente moldeables, se enfundan en los zapatos prematuramente, provocando la aparición de juanetes en edades muy tempranas.  En la edad adulta, cuando el sistema muscular del pie se debilita por sedentarismo, los músculos del pie se hunden y los huesos del pie se desplazan causando presión sobre terminaciones nerviosas. De esta forma, la circulación nerviosa y sanguínea se ven afectadas congestionándose y produciéndose a su vez la formación de cristales compuestos por residuos tóxicos.

Observar los pies desde su estática es muy importante, ya que estos son el soporte de todo el cuerpo. Cuando se observa un individuo que posee pie un plano marcado se puede relacionar con una alteración de la columna vertebral, ya que el arco longitudinal del pie está la representación de la columna. Asimismo, un halux valgus puede estar relacionado con la alteración de meridianos energéticos que tienen el recorrido por esta estructura (meridiano de bazo páncreas e hígado) los cuales en la  teoría de los cinco elementos son representados por los tejidos blandos.

Los pies son una verdadera reserva de salud y energía, y la reflexología podal beneficia a adultos y niños, personas con patologías diversas e incluso personas que creen gozar de una buena salud.

Mediante la reflexoterapia podal se logran excelentes resultados, con la ventaja de tener la certeza de estar aplicando una técnica totalmente natural y que no requiere de un sofisticado equipo.

 

 

Mireia Claret, naturópata y reflexóloga, especializada en drenaje linfático manual.

www.mireiaclaret.com

 

 

 

Fuentes:

-What is reflex zone therapy? http://www.us.elsevierhealth.com/media/us/samplechapters/9780443060151/9780443060151.pdf.
La salud a tus pies. Becket. Ed. Pax México
-Entérese . Julio 2007. Boletín Científico Universitario . ISSN 0122.7017.

Farmacia serra agradece la colaboración en nuestra web a Mireia Claret

Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tiene una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

Compartir: