Aceite del Árbol del Té

1. Historia y ecología

El orígen del término inglés "tea tree" remonta al siglo XVIII, en la época de las expediciones en el Pacífico. Para los marinos británicos, este término designaba a los árboles relacionados con el Melaleuca cuyas hojas, muy aromáticas, eran utilizadas como sucedáneas del té que escaseaba en esas regiones.

Melaleuca alternifolia pertenece a la familia botánica Myrtaceae, cuyas plantas son muy aromáticas (Mirtos, Eucaliptus, Clavos...). El árbol del té es un pequeño árbol que supera raramente los 6 metros de alto. En estado salvaje, crece fundamentalmente en los bordes de los ríos costeros de Australia.

Su interés actual se debe principalmente al aceite esencial extraído de sus hojas y ramas terminales, pues es uno de los más empleados en aromaterapia.

2. Composición química

Desde el punto de vista químico, el aceite de árbol del té está compuesto fundamentalmente de mono y sesquiterpenos. Su principal componente es el 4-terpineol (30%) y el 1,8-cineol (en cantidades variables, aunque se procura que sea inferior al 13%).

3. Propiedades del aceite de árbol del té

Entre las propiedades del aceite esencial del árbol del té destaca su acción fungicida, bactericida, antivírica, cicatrizante, desodorante, expectorante y balsámica.

4. Aplicaciones del aceite de árbol del té

Por su eficacia y tolerancia tiene el aceite de árbol del té muchos usos terapéuticos. Se emplea en cremas y lociones de belleza. Tiene un empleo interesante en el tratamiento del acné bajo diversas presentaciones no grasas, gel principalmente. Es también útil en afectaciones bucales, faríngeas y genitales, de carácter infeccioso, bacteriano o fúngico.

Para los cuidados del cabello es también de gran ayuda, pues regula la actividad de las glándulas sebáceas, sirviendo tanto para cabellos grasos como secos.

El aceite esencial de árbol del té puede combinarse con el aceite esencial de Palmarosa y con el de manzanilla azul, dándole este último un toque antinflamatorio complementario.

 

Reportaje publicado en nuestra web www.farmaciaserra.com, con fecha anterior a junio 2011.

 


 

Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tiene una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.

Compartir: