Los filtros solares desde un enfoque ecológico

Sábado, medio día, quiero ir a la playa pero no quiero que mi piel y mi salud corran peligro por ello.

Llego a la farmacia para comprarme una crema que me proteja del sol y empiezo a mirar en la estantería llena de envases e información sobre filtros y protecciones.

En mi mente empiezan a tomar forma preguntas y preguntas… ¿Pero que protección tengo que utilizar? ¿La protección 40 es mayor que la de 20? ¿Importa la cantidad de crema que utilizo? ¿Es lo mismo una crema que otra? ¿Puedo usar otras formas de protección además de las cremas? ¿De qué me protegen exactamente las cremas?



1. ¿Qué son los factores de protección? Diferentes definiciones


Existen diferentes sistemas de medición del factor de fotoprotección de un solar.

Mientras que los productos de la comunidad Europea suelen tender a medir el factor de protección solar (pero no es obligatorio) con el sistema llamado COLIPA, en Estados Unidos se emplea el llamado FDA que es una escala mayor, prácticamente el doble que el sistema COLIPA; un grado 40 en escala FDA americana equivale aproximadamente a 20 en la escala COLIPA europea.

Resulta que aun no existe una ley que haya unificado y establecido la misma escala de valoración del índice de protección solar en Europa, América, países asiáticos, etc.

Al igual que un profesor decide que las notas de sus alumnos serán de  0 a 10 en su clase de Lérida y que otro profesor en Canadá decide que el mismo ejercicio será puntuado de 0 a 20, siendo 5/10 igual que 10/20. Así sucede lo mismo con los índices de protección solar.

Y como en el mercado cohabitan marcas de cosméticos que provienen de diversos países y laboratorios que establecen su propia escala de valoración del factor de protección solar resulta que hay una gran confusión tanto en profesionales de la medicina como de la estética y por supuesto el consumidor en el momento de adquirir un protector solar.

Además existen escalas propias de Canadá, Australia, Japón y con los protectores solares esta pasando lo mismo que con las tallas de la ropa según el país de procedencia y el marketing aplicado, (no olvidemos este punto) pues se juega con el ello y por lo tanto con el consumidor.



2. Filtros anti-uv


Un tratamiento hormonal involuntario...
En el año 2003 fue publicado el trabajo de M.Schlumpf, W. Lichtensteiger y H.Frei que trata sobre los efectos de los filtros anti U.V. En este trabajo se indica el hecho que se detectaron las substancias filtrantes del sol en la leche materna.
Algunos filtros solares químicos de uso constante, desencadenarían, según los autores del estudio, una actividad de tipo hormonal, que alteraría, por ejemplo, el desarrollo del hipotálamo-hipófisis y las gónadas lo cual influiría sobre el cerebro y los órganos reproductores (testículos y ovarios que se verían modificados).
A la vista de los resultados de estos estudios, resulta irónico ver como la publicidad proclama: “Los productos solares protegen a los niños de las consecuencias negativas del sol.”
Siendo que estos productos pueden representar otro peligro.
La piel clara de los niños es particularmente sensible y debe ser protegida  del sol sin duda, pero debemos aprender a leer las etiquetas que los cosméticos llevan por obligación; el INCI (Internationale Nomenclatura of Cosmetic Ingredients).

Os aconsejo llevar una lupa para poder leer los ingredientes de los cosméticos porque suele estar escrito en letra muy pequeña para mayor dificultad.
Hay que tener en cuenta la totalidad del organismo del niño que se debe además proteger de otras influencias negativas para su crecimiento.
Algunos de los productos polémicos según los estudios realizados, serían:

· Benzopheone-3
· Homosalate
· 4-Methybenzyliden camphor (4-MBC),
· Derivados de los Cinamatos (ejemplo: OCTYL-METHOXYCINNAMATE)
· Ácido para-amino benzoico (PABA) Y (ejemplo: Etil dimetil propil PABA octil dimetil PABA)
· Salicilato de homomentilo
· Salicilato de 2-etilhexilo
· Derivados de Bencimidazol
· Ácido 2-fenil-5bencimidazolsulfónico


Algunos de los citados hasta ahora parecen reaccionar en los test de laboratorio como estrógenos (hormona femenina) y estos pueden acelerar el crecimiento de células cancerigenas.

Nota:
Dicho sea de paso los avales de garantía de productos ecológicos (en cosmética) no garantizan que sean buenos para la salud, este aval solo es garantía de que contienen plantas de cultivo biológico.

 
3. Uso abusivo de los filtros solares


Aprovechar el sol sin preocuparse de las consecuencias es casi un sueño. Para la mayoría de nosotros, una piel bronceada parece más elegante, más dinámica y más deportiva.

Los signos de alarma de nuestra capa de ozono y el cáncer de la piel hacen que las personas usen filtros solares.  Y la industria ha contestado de inmediato proponiendo productos solares con índices más altos. Por eso hoy encontramos productos que contienen hasta un 20% y más de substancias filtros solares (conjunto de filtros químicos y físicos)

En consecuencia quizás “protegen del sol” pero alteran la salud por otro lado.

Aunque existe una restricción legal de cantidad de estas substancias, los fabricantes burlan esta reglamentación combinando diversos filtros para alcanzar índices de protección más altos


3.1 Filtros físicos


Encontraremos en las etiquetas:

- TITANIUM DIOXIDE
- ZINC OXIDE


SON FILTROS MINERALES; substancias minerales impermeables a la radiación, que actúan reflejando los rayos solares y no tienen los efectos nocivos de los filtros químicos, pero no darán índices de protección tan altos como en el caso de los filtros químicos.



3.2 Pantalla total


No se deje engañar por la palabra.

Pues no quiere decir que nos protege al 100% del sol, lo que significa es que nos protege de UVB  y también de los UVA.

Años atrás los protectores solo llevaban la protección contra los UVB y, cuando se introdujeron filtros químicos contra los UVA, surgió el término;  PANTALLA TOTAL.

Los filtros químicos no nos protegerán de forma absoluta de los canceres de piel.

Si pensamos que por el hecho de utilizar protectores podemos (sobre todo en los casos de pieles muy blancas) pasar horas y horas al sol nos equivocamos.

En las playas vemos personas de piel muy clara aplicándose muy a menudo la crema solar y doblan el tiempo de exposición al sol. Al final, la piel blanca pasa a roja y sufrirá las consecuencias.


4. Para evitar las manchas fotosensibles


Pueden resultar foto tóxicas, diversas substancias pertenecientes a los grupos:
· Anestésicos
· Antiarrítmicos
· Anticonceptivos
· Antidepresivos
· Antiinflamatorios
· Antibióticos

*Si toma alguno de estos productos consulte si presentan efectos secundarios frente a la exposición solar, que se puede manifestar durante el tratamiento y hasta una semana después.

· Perfumes sintéticos
Evite aplicar perfumes y aguas de colonias sobre la piel siempre pero más aun en el verano y países de mucho sol.

Las plantas no están exentas de producir reacciones con el sol, la presencia de derivados cumarínicos, en extractos, aceites esenciales y esencias puede provocar también reacciones de fotosensibilidad, entre 2-6 horas después de la aplicación, si coincide con exposición solar de cierta intensidad.

Los fitoterapeutas, tienen presente este fenómeno, al aconsejar el empleo de plantas medicinales en verano
Algunas plantas implicadas son las siguientes:
Umbeliferas: Ammi, anís, comino, hinojo, angélica, apio, coriandro
Aurantaceas y rutaceas: Ruda, bergamota, naranjo, limón, pomelo, mandarina, y citricos en general, especialmente las cortezas de los frutos cítricos ( la pulpa y hojas no)
Labiadas: Lavanda, especialmente la lavandula vera, y lavandines y salvia
La canela, el enebro etc.


5.  Formas más sanas de protegerse del sol


En las horas de mayor incidencia solar y cuando por necesidad (trabajo, deporte, etc…) tiene que pasar más tiempo de lo debido al sol; lo mejor es recurrir al sombrero de alas y vestirse y protegerse con ropa de algodón orgánico y tejidos naturales.

Cosmética solar natural.

Si observamos la naturaleza y aplicamos sus enseñanzas, encontramos soluciones naturales y eficaces.
La raza africana y asiática tienen una piel con mayor numero de melanocitos (estos son los elementos que proporcionan el color a la piel y por supuesto también su protección).
Es posible activar este sistema gracias a las propiedades de determinados vegetales:

- La caléndula, contiene elementos que activan el bronceado natural.
- La clorofila de las plantas verdes contienen filtros solares excelentes.
- Pruinas, sustancia que desarrolla determinadas plantas y que se pueden observar en las frutas como la uva, la ciruela, la hoja de iris. Son ceras vegetales que mantienen la hidratación de la planta y ayuda a filtrar el sol.
Los aceites vegetales ricos en omega 3 y 6 como el aceite de Argán, aguacate, jojoba, girasol, cuando son de calidad, de primera presión en frío, nutren la piel y gracias a sus nutrientes podemos obtener de forma progresiva un bonito bronceado que nos protegerá de forma sana del sol.
Me suelen decir: “¿Pero el aceite no fríe la piel?”. Pues no. Lo que resulta realmente nocivo para la piel son las grasas, como lo son para nuestro organismo, que disparan el colesterol, mientras que los aceites siempre que sean de calidad, son nutrientes esenciales para mantener joven y elástica la piel.


Volviendo a las razas de color, todos podemos anotar que son las que menos se arrugan.

En África se usa el karité, que es excelente para suavizar, nutrir, embellecer y proteger del sol. Pero hay que tener cuidado al comprar karité y mirar bien los ingredientes en la etiqueta, ya que el karité puede ir acompañado de otras sustancias no siempre deseables

Pero todos estos ingredientes pueden utilizarse para formular cremas y aceites naturales combinándolos correctamente.


Para finalizar, un consejo:

Aunque utilice el mejor cosmético del mundo, tome el sol de forma progresiva de forma que la piel pueda desarrollar en el tiempo que le sea necesario a cada fototipo, su protección natural.

En la dieta, aumente los alimentos verdes y de color naranja que aportan sustancias que aumentan la producción de los melanocitos, tales como la calabaza, zanahorias, menta, té verde, ensaladas de hojas de espinacas, perejil y frutas del bosque.


 

Marie Carrasquedo Lebourgeois
Creadora formulista del laboratorio Aurum Cosmetic
www.aurumcosmetic.com

 

Farmacia Serra Mandri agradece  al “  Marie Carrasquedo”  y  a "Yipsophilia” su colaboración en nuestra web.

Reportaje publicado en nuestra web www.farmaciaserra.com, con fecha anterior a junio 2011.

Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

Compartir: