Neuro-toxicidad. Protege tu cerebro y tu sistema nervioso

Neuro-toxicidad. Protege tu cerebro y tu sistema nervioso

¿Qué es Neurotoxicidad?

Es el daño al cerebro o al sistema nervioso periférico causado por la exposición a ciertas sustancias tóxicas, naturales o artificiales.


Estas sustancias tienen la capacidad de alterar y dañar los tejidos del sistema nervioso. Al metabolizarse, producen elementos de deshecho que pueden afectar a la comunicación neuronal. Pueden provocar también un estrés oxidativo que causará inflamaciones silenciosas, lo que puede derivar en enfermedades más graves.


Estas neuro-toxinas pueden ser de origen externo, como la contaminación ambiental, las drogas, el alcohol, los metales pesados, algunos aditivos alimentarios, pesticidas, la exposición a radiaciones, algunos fármacos neurotóxicos como la quimioterapia o el uso excesivo y prolongado de antibióticos.


También pueden provenir de sustancias internas que produce nuestro cuerpo, como por ejemplo, el glutamato. Es un neurotransmisor que participa en el aprendizaje, la memoria y la plasticidad sináptica. Una liberación excesiva de glutamato y sobreactivación excesiva de sus receptores, pueden inducir a daño neuronal. Es lo que llamamos excitotoxicidad. Puede llegar a provocar un colapso en la comunicación sináptica y un exceso de estrés oxidativo que causará una inflamación.


¿Cómo se puede producir un exceso de glutamato? Pues por la exposición prolongada a las pantallas de dispositivos electrónicos, que provoca un exceso de estimulación y una alteración neuronal.


Hay que trabajar en la prevención de una manera global para reducir el estrés oxidativo interno, la inflamación y la neurotoxicidad.

  
Tenemos que empezar por dejar que nuestro cuerpo se regenere bien. Para ello es necesario reducir los niveles de estrés, mejorar la calidad del sueño para que sea reparador. De este modo gozaremos de un cerebro saludable y repararemos nuestro sistema nervioso.

Tener buenos hábitos nutricionales, ejercicio físico, reducir consumo de alcohol y tabaco, uso coherente de fármacos, reducir el uso de pantallas.


El papel fundamental del colesterol en la salud cerebral


El 10% del peso del cerebro es colesterol. Interviene en el mantenimiento de la fisiología del cerebro y de la comunicación entre neuronas. Es importante en los procesos de la memoria. Mantiene las neuronas vivas y sanas. No es bueno reducir drásticamente los niveles de colesterol.


Hay que mantener el colesterol en unos niveles óptimos y tener en cuenta los niveles de todos los valores implicados, no solo el colesterol total, sino los valores por separado HDL, LDL, VLDL, triglicéridos.


Para mantener unos buenos valores podemos ayudarnos del ejercicio físico, reducir el consumo de hidratos de carbono refinados, grasas saturadas y trans, eliminar el tabaco, etc.


Reducción de la neurotoxicidad por la exposición a las pantallas


Nos permitirá relajar a nivel neuronal y muscular. Podemos aplicar la regla del 20-20-20: descansar cada 20 minutos, durante 20 segundos y llevar la mirada a 20 metros de distancia.


Muy importante en trabajos frente al ordenador y súper importante en niños y adolescentes.


Evitar uso de pantallas antes de ir a dormir. La luz azul produce una inhibición de la melatonina, que es la hormona que nos induce al sueño.


Buenos hábitos de vida

 
Uno de los factores más importantes es reducir niveles de estrés.


Aprender a respirar. Todo lo que permita oxigenar bien nuestro organismo, nos va a ayudar a eliminar toxinas de nuestro cuerpo, incluido nuestro cerebro y sistema nervioso.

 
Para todo esto podemos servirnos de técnicas de respiración y relajación como la coherencia cardíaca por ejemplo.


Alimentos saludables para el cerebro, basada en alimentos vivos. Evitar todo lo posible los productos procesados, el alcohol y el tabaco.
Mantener una buena salud intestinal es uno de los hábitos buenos para el cerebro, ya que el estado de nuestro intestino puede influir en el grado de neuroinflamación.


Suplementos nutricionales


Todos los suplementos para mejorar el cerebro , que nos ayude a desinflamar y a reducir el estrés oxidativo, nos va a ayudar a reducir los efectos de la neurotoxicidad.
Omega 3. Licopeno. Quercetina. Cúrcuma


También todo lo que nos ayude a mejorar la función hepática, nos ayudará a eliminar toxinas, ya que el hígado es el gran depurador del organismo. Plantas que ayudan a desintoxicar y a regenerar el hígado como el cardo mariano, la alcachofera, desmodium, rábano negro, romero. Aminoácidos como NAC, SAMe, Colina, inositol.


Para mantener una buena salud intestinal podemos recurrir al empleo de probióticos, butirato, glutamina. Consumo de fibras prebióticas.


Para ayudarnos a eliminar metales pesados, podemos optar por sustancias quelantes como la chorella o el cilantro.

 
Recordamos que antes de tomar suplementación alimentaria , consultes siempre con un profesional de la salud que pueda asesorarte y orientarte.

 

 

Farmacia Serra Mandri

 

 



Atención al cliente:
CONTACTA
Subscríbete a la newsletter