Prebioticos y probióticos

El buen funcionamiento intestinal es imprescindible para mantener un buen estado de salud general, ya que cumple diferentes funciones:

- Metabolización de los alimentos y absorción de nutrientes, agua y electrolitos.

- Barrera contra toxinas, evitando que tanto las endógenas (residuos bacterianos, antígenos de alimentos, productos de degradación,...) como las exógenas (contaminantes, etc...) lleguen al torrente sanguíneo.

- Función inmunitaria: contiene numerosas células inmunitarias (inmunoglobulinas del tejido linfoide intestinal) que inactivan enzimas bacterianas y toxinas.

En el apartado de venta on line: "Prebióticos/probióticos" podrá comprar una representación de los prebióticos/probióticos que disponemos en Farmacia Serra.

1- COMPOSICIÓN DE LA FLORA INTESTINAL
2- PAPEL DE LA FLORA INTESTINAL
3- LOS PREBIÓTICOS
4- LOS PROBIÓTICOS


1- COMPOSICIÓN DE LA FLORA INTESTINAL

La flora intestinal juega un importante papel en dichas funciones, ya que no permanece constante a lo largo de la vida, sino que experimenta cambios con la edad.

El recién nacido presenta un tubo digestivo estéril y justo después de su nacimiento entran por boca y nariz las bacterias provenientes del medio ambiente (y del canal del parto).
Las primeras bacterias que lo colonizan son aerobias (E. coli, Enterococcus). Conforme el neonato es alimentado por la madre, el oxígeno intestinal disminuye, proliferando otro tipo de bacterias que no necesitan oxígeno (anaerobias): Lactobacillus spp. y Bifidobacterium spp.

Cuando el niño finaliza la alimentación materna, la flora del intestino cambia progresivamente hacia una composición parecida a la de los adultos, apareciendo bacterias del tipo Bacteroide spp. y otros anaerobios estrictos que se vuelven predominantes en el intestino.

En la edad adulta la composición de la flora intestinal varía notablemente dependiendo de varios factores como la predisposición genética, estados de estrés, terapia antibiótica, alimentación, etc...
En un intestino sano deben predominar las bacterias beneficiosas como son Bifidobacterium, Lactobacillus y, en inferior número, deben encontrase las patógenas como Clostridium perfringens, estafilococos, etc...
Existen otras bacterias presentes en el intestino que pueden actuar con carácter beneficioso o dañino, dependiendo de que se altere o no el equilibrio de la flora intestinal, es el caso de Escherichia coli, enterobacterias...

2- EL PAPEL DE LA FLORA INTESTINAL

Las principales razones por lo que es importante que en nuestro intestino predomine la flora intestinal beneficiosa son:

Efecto barrera: limitan el número de especies patógenas en el intestino, ya que existe una competencia por los nutrientes y el espacio. La predominancia de bacterias beneficiosas impide el crecimiento de las patógenas.

Estimulación del sistema inmunitario: aumento de la producción de anticuerpos y activación funcional de los macrófagos, con un aumento de la actividad fagocítica.

Efecto protector: producción de sustancias (ácidos grasos volátiles de cadena corta, ácido láctico,...) que disminuyen el pH de la luz intestinal, inhibiendo el crecimiento de bacterias patógenas.

Síntesis de vitaminas: principalmente del grupo B y ácido fólico.

3- LOS PREBIÓTICOS

Los prebióticos son aquellas sustancias beneficiosas que estimulan selectivamente el crecimiento de la actividad de los microorganismos que forman parte de la flora intestinal, principalmente de bifidobacterias y lactobacillus, provocando efectos beneficiosos en la salud de las personas que los ingieren.

Las sustancias prebióticas son carbohidratos de cadena corta (oligosacáridos) que no son digeridos por los enzimas intestinales, llegando inalteradas al intestino grueso (colon), donde las bacterias beneficiosas las utilizan como fuente de energía.
De entre las diferentes sustancias prebióticas, destacan los fructooligosacáridos que se encuentran en una gran variedad de vegetales como achicoria, cebollas, espárragos, alcachofas, plátanos, etc...
En el colon las sustancias prebióticas son fermentadas selectivamente por las bacterias anaerobias que forman parte de la flora intestinal. Como resultado de esta fermentación se produce hidrógeno, dióxido de carbono, metano y ácidos grasos de cadena corta (acetato, butirato y propionato, principalmente). Estos ácidos grasos acidifican el pH de la luz intestinal, creando un medio ácido en que la flora beneficiosa crece bien y donde las bacterias patógenas como Clostridium no pueden sobrevivir. Esta proliferación de bacterias beneficiosas limita también el crecimiento de las perjudiciales.
Las sustancias prebióticas ejercen también un efecto de regulación del tránsito intestinal, ya que tiene gran capacidad de retención de agua (comportándose como fibra soluble), aumentando el volumen de la masa fecal y estimulando el peristaltismo intestinal.
Favorecen también la absorción de minerales (calcio, magnesio) a través de la mucosa intestinal y la eliminación de toxinas.
Los fructooligosacáridos no son digeridos (no se producen monosacáridos) por lo que no afecta a los niveles de glucosa en sangre, pudiendo ser utilizados en personas diabéticas. Por este motivo y por su bajo contenido en calorías, pueden ser utilizados como edulcorante sustituto de la sacarosa.

4- LOS PROBIÓTICOS

Los probióticos son organismos vivos (principalmente bacterias) que mejoran el equilibrio microbiano del intestino, lo que a su vez influye en la mejora de la salud general.

Las bacterias probióticas utilizadas en los alimentos y complementos alimenticios deben ser resistentes al ácido, bilis y enzimas digestivos, ya que, al ser ingeridas, deben pasar inalteradas a través del estómago hasta llegar al intestino que es donde ejercen su acción. Su origen ha de ser humano y deben poseer una buena adherencia a la mucosa intestinal. Además, deben ser estables en las condiciones de almacenamiento del producto (temperatura), garantizándose así el número de bacterias por gramo desde la elaboración del producto hasta su fecha de caducidad.

Las bacterias probióticas aumentan la población de bacterias beneficiosas en el intestino, lo que es beneficioso para mantener un intestino sano. Además son de utilidad en problemas de diarrea, procesos inflamatorias intestinales y alergias alimentarias. La selección de probióticos requiere que sus efectos fisiológicos beneficiosos sean demostrados científicamente. De entre los probióticos más frecuentemente utilizados destacan:

Bifidobacterium infantis: destaca por su efecto beneficioso en el tratamiento de procesos inflamatorios intestinales (1). Además de producir pH ácido, segrega una sustancia con efectos antimicrobianos.

Bifidobacterium lactis: disminuye los episodios diarreicos asociados a E. coli y Rotavirus (2).
Posee una gran capacidad de adhesión a las células del epitelio intestinal, reduciendo las posibilidades de colonización de bacterias patógenas (3). Estimula el sistema inmunitario, aumentando diversos mediadores (inmunoglobulina A, fagocitos, etc...)

Bifidobacterium longum: posee efecto antioxidante (4). También se ha observado un aumento de las inmunoglobulinas de tipo A.

Enterococcus faecium: se destaca su efecto antidiarréico (5).

Lactobacillus acidophilus: regula la respuesta inmunitaria del organismo y disminuye la actividad de enzimas asociados con la síntesis de sustancias pro-carcinógenas (6).

Lactobacillus casei: se ha estudiado principalmente en el tratamiento de infecciones del tracto urinario, mejorando los síntomas e inhibiendo el crecimiento de E. coli (7). También posee efecto inmunomodulador.

Lactobacillus rhamnosus
: acelera el tránsito intestinal, siendo de utilidad en los casos de estreñimiento (10).

Lactobacillus salibarius: inhibe el crecimiento bacteriano (se ha estudiado especialmente en la inhibición de H. pylori, responsable de úlceras gastroduodenales (8)).

Lactobacillus plantarum: mejora los síntomas relacionados con las enfermedades inflamatorias intestinales (9).

Lactococcus lactis: destaca su capacidad inmunomoduladora y la producción de sustancias bactericidas.

Saccharomyces boulardii: es un hongo, que aunque normalmente no está presente en el intestino, posee gran utilidad en la prevención de diarreas causadas por tratamiento con antibióticos (11).

Streptococcus termophilus: mejora la digestión de la lactosa en pacientes intolerantes a ésta (12).



Estudios científicos

(1) Brigidi P. Effects of probiotic administration (...) in patients with IBS or functional diarrhoea. Res microbial. 2001 Oct; 152 (8): 735-41
(2) Shu Q. Probiotic treatment using B. lactis HN109 reduces weanling diarrhea associated with rotavirus and E. coli infection in a piglet model. J Pediatr Gastr Nutr. 2001 Aug; 33 (2): 171-7
(3) Gopal PK. In vitro adherence properties of L. rhamnosus and B. lactis strains and their antagonistic activity against (…) E. coli. Int J Food Microb. 2001 Aug 5; 67(3): 207-16
(4) Ling MY. Antioxidative effect of intestinal B. longum ATCC 15708 and L. acidophilus ATCC 4356. Dig Dis Sci. 2000 Aug; 45(8): 1617-22
(5) Zeyner A. Effects of a probiotic E. faecium strain supplemented from birth to weaning on diarrhoea patterns and performance piglets. J Anim Physiol Anim Nutr 2006 (Berl) Feb; 90(1-2): 25-31
(6) Gill HS. Enhancement of natural and acquired immunity by L. rhamnosus, L. acidophilus and B. Lactis. Br J Nutr. 2000 Feb; 83(2): 167-76
(7) Aiba Y. Lactic acid-mediated suppression of H. pylori by the oral administration of L. salivarius as a probiotic in a gnotobiotic murine model.Am J Gastr. 1998 Nov; 93(11):2097-101
(8) Molin G. Probiotics in foods not containing milk or milk constituents, with special reference to L. plantarum 299v. Am J Clin Nutr. 2001 Feb; 73 (2 Suppl): 380s-385
(9) Schotte L. Secretion of biologically active murine interleukin-10 by L. lactis. Enzyme Microb Technol. 2000 Dec ; 27(10) : 761-65
(10) Ouwehand A.C. et al. Effect of probiotics on constipation, fecal azoreductase activity and fecal mucin content in the elderly. Ann Nutr Metab 2002; 46: 159-62
(11) D'Souza, A.L. et al. Probiotics in prevention of antibiotics associated diarrhoea: meta-analysis. BMJ 2002; 324: 1361-64
(12) De Vrese, M. et al. Probiotics-compensation for lactase insufficiency. Am J Clin Nutr 2001 ; 73 (Suppl 2) : 421-29

Josefina Palobart.
Farmacéutica.

Dep. Técnico-SAKAI-LABORATORIOS, S.A.

Farmàcia Serra Mandri desea expresar su agradecimiento a Laboratorios Sakai por su colaboración en nuestra página web así como en la ayuda a la difusión de trabajos cuya información puede ser de gran ayuda

Reportaje publicado en nuestra web www.farmaciaserra.com, con fecha anterior a junio 2011.

Consultar el apartado condiciones de uso.
Las informaciones, puntos de vista, comentarios y contenido en general de los trabajos o artículos expuestos en esta web, tienen una función meramente informativa. En ningún caso representan recomendaciones de tratamientos ni deben considerarse como tales.
En todos los casos relacionados con posibles enfermedades, Farmacia Serra le recomienda consultar con su médico u otro profesional de la salud competente.
Farmacia Serra no asume ninguna responsabilidad sobre los productos mencionados en esta página web y su idoneidad.

Compartir: